Anoche, en la final de ‘Pesadilla en el Paraíso’, Antonio Montero (59 años) iba de sorpresa en sorpresa. No podía imaginarse que su mujer, la periodista Marisa Martín Blázquez (58 años), le estaría esperando a su salida; y mucho menos que le haría partícipe de una noticia sobre la hija de ambos ¡Con lo poco que le gusta hablar de su privacidad!

Artículo recomendado

¿Quiénes son los hijos de Antonio Montero y de Marisa Martín Blázquez? Todo sobre Nicolás y Marieta

antonio montero marisa

“¿Qué haces aquí?”. A Antonio Montero le faltaba frotarse los ojos para comprobar que lo que estaba viendo era absolutamente real. “No me lo puedo creer. Eres la última persona que esperaba encontrarme”, sin poder camuflar sus nervios, el concursante recibía la visita de la mujer con la que lleva compartiendo vida desde que ambos estaban en la carrera. Marisa Martín Blázquez y el fotógrafo se conocieron en la universidad y se enamoraron. Formaron una familia y, además, un negocio dedicado al mundo del corazón y de las exclusivas. A pesar de que la información rosa ha sido su sustento todos estos años, ellos han rehusado ser parte de la misma, y han tratado de mantenerse al margen. Entendiendo lo que es trabajo y vida privada. Especialmente para la colaboradora de ‘El programa de Ana Rosa’, que es poco dada a desvelar detalles íntimos. Pero ayer quiso saltarse sus propias normas.

abrazo marisa martin blazquez antonio montero

Con su visita, Marisa Martín Blázquez le dio una doble sorpresa a su marido Antonio Montero

MEDIASET

Marisa Martín Blázquez no estaba contenta con la decisión de su marido de participar en un reality. De hecho, no ha querido ejercer de defensora. Pero anoche, que era la final, hizo una excepción y le dio una sorpresa a su pareja, quien, incrédulo por el gesto, no lograba digerir que ahí estuviera la madre de sus dos hijos.

Ha sido una visita repleta de alegrías inesperadas. La primera, por el simple hecho de que Marisa estuviera en plató, y la segunda, por la noticia referente a su hija menor. “Estamos de enhorabuena”, le empezó diciendo Martín Blázquez a Montero, a quien le brillaban los ojos de pura ilusión. “Hemos tenido la mejor noticia porque nuestra hija ha aprobado Anatomía”, le ha dicho, para tremendo orgullo de su padre.

Antonio Montero y Marisa Martín Blázquez, a pesar de las crisis en su matrimonio, están convencidos que su amor es un amor para toda la vida. Han hecho frente a complicaciones y de todas han salido airosos. Ahora mantienen una relación basada en la confianza y en el respeto. El fotógrafo sabe que la periodista es el amor de su vida. Todo su concurso en ‘Pesadilla en el Paraíso’ ha sido una carta de amor a ella, en la que ha hablado de las veces que se equivocó y tras las que reflexionaron sobre lo que tenían y cómo antepusieron su proyecto familiar a todo. “Nuestra relación ya no es fácil de encontrar “, resume Montero.

Marieta, la hija de Antonio Montero y Marisa Martín Blázquez, toda una luchadora

Sus dos hijos son su mayor orgullo. Marisa suele felicitarles los cumpleaños en redes sociales y habla de ellos en contadísimas ocasiones. Una de las últimas fue en ‘Fiesta’, a raíz del aniversario de nacimiento de Marieta. La joven vino al mundo, con muchas complicaciones, en una fecha cercana a la Navidad, por tanto, estas celebraciones siempre suponen una doble alegría para ella y para todos en casa. La niña nació dos meses antes de lo que le tocaba. “Dijeron que no podrías andar, sonreír, moverte. Cuánto y cómo se equivocaban”, escribió de su hija la periodista. Marieta se convirtió en una niña valiente, decidida y luchadora, que ahora estudia, tal y como deja entrever su progenitora, para ayudar a otras personas que presenten problemas de salud. Ahora le toca a ella devolver toda la ayuda que recibió siendo apenas un bebé, y eso no puede enorgullecer más a sus dos padres.