El sábado por la noche, Antonio David Flores entraba en directo en ‘Sábado Deluxe’ para contar, de primera mano, cómo había visto a su hija, Rocío Flores Carrasco, el jueves pasado, la primera vez que pisaba un plató.

Ro acudió a Telecinco por su tía Gloria Camila, que regresaba de ‘Supervivientes’. Quería estar ahí con ella, y tras pensarlo y calibrarlo, accedió a estar ahí. Su tía se lo merecía. Eso sí, no fue un trago fácil.

Artículo relacionado

“Mi hija lo pasó fatal”, contaba David a Jorge Javier por teléfono, pero destacó lo bien que la vio y lo valiente que le pareció el gesto. “Verla supuso muchas sensaciones a la vez. Me encontré con que lo estaba pasando fatal. Que estaba fatal por Gloria porque la había echado mucho de menos y la ha apoyado mucho en redes. Cuando vi ese abrazo entre ellas, vi una niña muy sensible, muy vulnerable, muy cariñosa, muy educada y, sobre todo, muy valiente”, avanzaba. “Para ser la primera vez, puso en la balanza muchas cosas, lo ha pensado muchísimo, y fue una decisión que tomó ella por su cuenta, consultándomela, claro”.

“Ella fue por su relación con Gloria, que son mucho más que tía y sobrina, y Gloria le dijo en una comida familiar que tuvieron que cuando saliera quería verla en plató, y ella se lo prometió. Ahí está su sentido de la palabra y lo importante que su familia para ella”.

Antonio David también ha querido dar las gracias públicamente al programa por lo bien que se portaron con su hija, “una niña extraordinaria”, y especialmente a Jorge. “Ella se puso muy nerviosa en una publicidad y se que hubo gente con ella, que tú te preocupaste por ella y no sabes cuánto te lo agradezco”.

Finalizaba su intervención así: “Estoy muy orgulloso de ella, es mi vida, mi motor, estoy muy orgulloso de mi rubia”.