El chocolate es una de las grandes debilidades de Anabel Pantoja en cuanto a comida se refiere, tal y como ha contado ella misma en más de una ocasión. No es de extrañar, ya que es un delicioso capricho que gusta a casi todo el mundo. Pero la sobrina de Isabel Pantoja cree que se está excediendo en su consumo y ha decidido poner remedio o, al menos, intentarlo. A través de Instagram la colaboradora de ‘Sálvame’ ha contado cuál es su último cartucho para superar su ‘adicción’ al chocolate.

Artículo relacionado

“Me estoy pasando demasiado con el chocolate… La verdad es que es un caso ya excepcional y que me lo miren”, ha confesado Anabel Pantoja desde sus Stories de Instagram. Seguidamente, la sobrina de Isabel Pantoja ha revelado el truco que le ha dado gente de su entorno para controlar la ingesta de este alimento, que consumido no resulta nada saludable si se consume en exceso.

“He entrado en el supermercado y me he comprado un chocolate que tiene 70% cacao. Me han recomendado mis compañeros y mis amigos que me tome un par de trocitos para calmar la ansiedad. Así que nada, voy a intentarlo al menos”, ha dicho Anabel Pantoja desde sus Stories de Instagram, haciendo referencia a una de las propiedades más destacadas del chocolate con un alto porcentaje de cacao, y es que es un alimento saciante. ¿Conseguirá Anabel superar su ‘adicción’ al chocolate? De momento lo que está claro es que está dispuesta a intentarlo.

anabel pantoja
Instagram

La complicada relación de Anabel con la comida

Tal y como confesó a la coach Cristina Soria en ‘Sálvame’, Anabel Pantoja tuvo una complicada relación con la comida que ha ido superando poco a poco. “A mí me encanta comer. Antes de estar operada me podía comer tres pollos. Yo no paraba. Yo iba, me comía una hamburguesa, después me comía unas patatas, después me comía unos nuggets de pollo, después helado con doble de caramelo y seguía…”, contó la sobrina de Isabel Pantoja, narrando sus excesos alimenticios a causa del comer emocional. “Imagínate, si pedía una pizza… la acompañaba de un refresco y un bote de mayonesa”, relató Anabel. Pero todo aquello quedó atrás y, poco a poco, y a pesar de que de vez en cuando cae en algún exceso, Anabel Pantoja ha conseguido ir adoptando hábitos alimenticios más saludables.