El pasado 1 de agosto Enrique Ponce volvió a torear después de que se anunciase su divorcio de Paloma Cuevas y su noviazgo con Ana Soria. Todo el mundo esperaba que su nueva novia le acompañara en este día tan especial, pero pese a que la plaza de toros estaba repleta, de la joven no hubo ni rastro. Para el torero fue una tarde complicada, ya que vio cómo algunos de los espectadores incluso sacaron pancartas animando a su exmujer. Una tarde en la que seguro que echó mucho de menos a su nuevo amor, con quien no deja de profesarse mensajes de cariño en redes sociales.

Artículo relacionado

Después de ver cómo fue la tarde del pasado sábado, esta vez Ana Soria no se lo ha pensado dos veces y no ha dudado en acudir a la plaza de toros de Huelva para ver torear a su pareja. Con un look de lo más veraniego, la joven ha acudido acompañada de unos amigos y durante la corrida ha pasado ratos de todo tipo. Los nervios al ver a su novio frente al toro han estado muy presentes, algo que ha dejado ver en su mirada y llevándose las manos a la cara. Pero también ha disfrutado y no ha dudado en aplaudir al hombre del que está tan enamorada tras su faena.

Ana Soria

De esta forma la estudiante y el torero demuestran que no tienen ningún problema en aparecer juntos. Ya lo han hecho en sus respectivos perfiles de Instagram, donde han compartido imágenes de lo más románticas e incluso de planes con amigos. Ahora, que Ana haya acudido a la plaza de toros, significa un paso más en su relación con el que dejan claro que no les importa la opinión de nadie y que están dispuestos a todo para que lo suyo siga adelante.