No ha sido su año más sencillo. Ana Rosa Quintana aprovechaba las vacaciones navideñas de El programa de AR para desconectar y pasar unos días en familia. La presentadora pasaba los primeros días junto a marido y sus hijos en Sevilla pero decidía coger las maletas para celebrar el cambio de año un poquito más lejos. La detención de su marido el pasado verano ha marcado este 2018 y pese a las buenas noticias con las que consiguieron terminar el bache, seguro que la conductora estaba deseando ponerle punto y final a estos últimos doce meses...

Artículo relacionado

Un descanso que ya necesitaban. La temporada arrancaba convulsa para Ana Rosa Quintana. Tras la detención a finales de julio de su marido, el empresario Juan Muñoz, y su posterior puesta en libertad sin medidas cautelares, la presentadora se incorporaba de nuevo a su puesto al frente de El programa de AR con el foco puesto encima. Como siempre, Ana Rosa no dudaba en hablar alto y claro. Incertidumbre e indignación, calificaba la presentadora a lo que habían pasado y agradecía el apoyo recibido por parte de compañeros, amigos y equipo.

Ahora, casi seis meses después, la presentadora ha decidido tomarse unas vacaciones junto a su familia, aprovechando los días navideños. Pero Ana Rosa no ha estado sola. Junto a ella se ha trasladado su compañera de plató y amiga, Cristina Tárrega, también con su familia. La colaboradora ha ido compartiendo a través de su perfil de instagram algunas imágenes de estos días en República Dominicana. "A por el 2019, más y mejor", escribía Tárrega en la imagen que compartía con la presentadora. Está claro que este descanso les ha venido estupendamente.