Ana Rosa Quintana no dejará JAMÁS de sorprendernos. Lo mismo un día nos enseña su paseo con delfines (¡en su hábitat, nada de acuarios!), que al siguiente descubrimos una de sus habilidades más especiales. Ha sido su marido, Juan Muñoz, quien ha hecho vox populi un don del que, hasta ahora, solo habían podido disfrutarlo su círculo más íntimo: su curiosa manera para abrir botellas de champán.

Artículo relacionado

Ana Rosa, mujer de armas tomar, demuestra que no solo se maneja bien en los platós, sino también con los cuchillos. La tradición francesa manda que esta clase de apertura se haga con sable, pero la Quintana prefiere cualquier útil afilado que tenga por la cocina. Su marido la define como “experta en degüello”, y nosotros, a partir de ahora, desterramos lo de ‘reina de las mañanas’ para pasarnos a este también.

La periodista le resta importancia a esta habilidad con un sencillo “cada uno tiene sus dones” en los comentarios del vídeo que ha colgado su marido durante las vacaciones estivales. Y es que para eso están las noches de verano, para brindar y celebrar momentos únicos junto a los nuestros.