Una mañana más, el del ictus de Kiko Rivera ha sido uno de los temas más comentados en el club social de ‘El Programa de Ana Rosa’. La presentadora y los colaboradores han hecho un repaso por las últimas noticias relacionadas con este tema y por las polémicas que está despertando. Una de ellas, el hecho de que Kiko Rivera no quisiera que su hermana Isa Pantoja entrara a verle al hospital. Sobre esto se han detenido en el programa, y más teniendo en cuenta el cariño que le tienen a Isa puesto que trabaja con ellos. Y ha sido al hablar de esto cuando Ana Rosa Quintana ha aprovechado para lanzarle un consejo al DJ en estos momentos tan delicados para él.

Artículo recomendado

Ana Rosa Quintana, muy crítica con el comportamiento de Kiko Rivera y Anabel Pantoja en el hospital

Ana Rosa Quintana

Ana Rosa Quintana, haciendo referencia a que Kiko Rivera no haya querido ver a su hermana Isa Pantoja, le ha recomendado que deje atrás los rifirrafes y que esta situación con susto de salud le sirva para que se tome las cosas con más calma y relativice. “Cuando uno ha vivido una situación como la que ha vivido él, que ha pasado mucho miedo, hay que pensar en positivo”, ha comentado la presentadora ahora que ella también ha pasado recientemente por una situación médica delicada. Además, ha añadido que “no se puede ya estar ya en si es un paripé, no es un paripé… Porque hacer la lectura más negativa, no es bueno para la salud”. De alguna forma, Ana Rosa Quintana ha aconsejado así a Kiko Rivera que se tome con calma las polémicas familiares.

Ana Rosa Quintana
Mediaset

Esta no es la primera vez que la presentadora hace mención a esta situación por la que está pasando el DJ. Ya el otro día le lanzó el mensaje de que no le parecía del todo bien que hubiera subido a Instagram la fotografía del reencuentro con Anabel Pantoja desde el hospital. Ana Rosa Quintana, teniendo en cuenta que sus últimos meses también han sido de hospitales y contratiempo de salud, habla desde esa experiencia y lo hace con la intención de que Kiko logre relajarse al máximo posible en estos momentos.