Este año no voy a celebrar la Nochebuena. No puedo”, dice, de lo más sincera, Ana Obregón, quien se enfrenta a las primeras Navidades sin Álex Lequio, su hijo y motor de su vida. Ahora todo es distinto y por eso, no le apetece continuar con tradiciones del pasado.

Artículo recomendado

El diseñador Alejandro de Miguel desvela algunos detalles del vestido de Ana Obregón para las Campanadas

El diseñador Alejandro de Miguel desvela algunos detalles del vestido de Ana Obregón para las Campanadas

Hace tan solo unos días, Ana Obregón compartía un vídeo con preciosas imágenes de fiestas de años anteriores, y destacaba el enorme espíritu navideño que tenía su Álex. "Desde pequeñito te encantaba la Navidad. Me has regalado las 27 Navidades más felices de mi vida”, le escribía, en una dedicatoria en la que también había espacio para su ex pareja, padre del joven y uno de sus apoyos fundamentales estos meses, Alessandro Lequio. “Con papá mirabas al cielo a ver si llegaba Papá Noel mientras yo escondía los regalos debajo del pino”.

“Ahora me toca a mí mirar al cielo para ver la estrella que más brilla y sentir tu luz que me da fuerzas para vivir esta Navidad que ya no es Navidad y que ya nunca lo será sin ti”, le decía. Hoy, 24 de diciembre, confirma que no celebrará la Nochebuena. “Pero eso no quita para querer desearos de corazón una noche llena de paz, amor y salud”, dedica a sus seguidores, que se han volcado con ella.

“Sé que por las restricciones muchos pensáis que es duro dejar una silla vacía y lo es . Pero es mucho más duro para los miles de españoles que desgraciadamente dejaremos esa silla vacía para siempre. Esta noche Papá Noel estará muy atareado llevando regalos al cielo a los más de 30.000 niños y jóvenes que nos han dejado este año por el maldito cáncer”. Termina su texto, en el que la esperanza y el dolor se mezclan, haciendo mención directa a su hijo: “Y a ti te llevará el amor infinito de tu madre que “Jamás” aceptará tu partida”.