, donde aparecía bajo unas grandes gafas de sol y su mascarilla en la estación de tren de Madrid a punto de poner rumbo a Cádiz para estar junto a su familia.

Artículo relacionado

"Bueno, ni 24 horas en Madrid. Me vine de Cádiz ayer y ya vuelvo, tengo un hermano que se ha puesto malito, le ha dado un ictus", ha empezado contado la mujer de José Ortega Cano visiblemente tranquila pero sin ocultar su preocupación. La ex superviviente ha explicado que su hermano "está estable y se está recuperando".

"Esto es motivo para irme y estar al lado de la familia, sobre todo de mi madre tiene, que tiene una edad y está malita. Me voy a acompañarla estos días", ha explicado Ana María, que siente verdadera devoción por su progenitora.

Ana María Aldón y su madre

La mujer de José Ortega Cano es la pequeña de seis hermanos y está muy unida a su familia. Sus hermanos, tal y como relató en 'Supervivientes', lo han sido todo para ellas tras una infancia bastante dura marcada por el maltrato de su padre a su madre.

En 'Volverte a Ver', antes de poner rumbo a Honduras, la diseñadora andaluza dio una de sus más íntimas entrevistas y con sus hermanos delante, que le dieron una sorpresa, habló del valor de su familia para ella: "No me dejaron sola, me ayudaron con la niña y estuvieron todos mis hermanos a mi lado".

ANA MARÍA ALDÓN Instagram

Ahora, en estos momentos delicados, Ana María Aldón y sus hermanos vuelven a hacer piña para este inesperado bache de salud.