La asemana pasada, Ana María Aldón abrió la caja de los truenos en la familia Ortega.La mujer de Ortega Cano acusó a su cuñada Conchi de mentirosa. La hermana del exdiestro aseguró que tras la operación de corazón a la que se sometió José, intentó ponerse en contacto con Ana María con unas treinta llamadas telefónicas en las que no tuvo respuesta. La colaboradora de ‘Viva la Vida’ tachó a Conchi de mentirosa, diciendo que en ningún momento había recibido una llamada de ella. Lejos de apaciguarse el asunto y del intento de Ortega Cano por calmar las aguas entrando en directo en televisión hace unos días para excusar a su hermana, la polémica continúa.

Artículo relacionado

Esta misma tarde Ana María Aldón ha retomado el tema en ‘Viva la Vida’ y ha asegurado que no ha aclarado nada con Conchi Ortega Cano. “No he tenido ninguna conversación, no tiene nada que explicarme ni que decirme”, ha dicho la colaboradora visiblemente indignada porque ella está esperando explicaciones por parte de la hermana de su marido. Cuando Emma García le ha preguntado qué es lo que le preguntaría a su cuñada, Ana María ha dicho con ironía que una de las cosas que quiere saber es "si no entendió el mensaje de que su hermano no debía tener disgustos". Una forma de reprocharle el mal rato que se puede llevar el extorero por este asunto.

Ana María Aldón

Ana María Aldón, indignada.

Telecinco

Pero el asunto no queda aquí. Además de las llamadas de la discordia, Ana María Aldón ha sacado a la luz otros conflictos familiares y ha asegurado que “ahora sí hay un problema, hay cosas por detrás que se encargan de sacar”. Uno de los asuntos que más le duele a la colaboradora es que su cuñada diga que "en la boda se sintieron ninguneados”.

Para Ana María Aldón, una de las cosas más importantes en esta situación desagradable es que no afecte a la salud de Ortega Cano. La colaboradora ha contado que su marido “no dice nada y yo no le pongo en esa tesitura. Lo entiendo porque es su hermana y trata de restarle importancia”.