Rocío Carrasco ha puesto a cada miembro de su familia mediática en su sitio con testimonios inéditos y documentación de su madre en 'En el nombre de Rocío'. Muchos de años de silencio que, por fin, ha roto y lo ha hecho sin miedo y contundente. En el especial 'Deluxe' que Telecinco ha preparado para emitir los capítulos 0 y 1 de la docuserie Jorge Javier Vázquez ha podido charlar en directo con Rocío Carrasco y ha acabado haciendo una amarga reflexión sobre su silencio.

Artículo recomendado

Rocío Carrasco, harta, desmonta las intenciones de Rocío Flores, Gloria Camila y Rosa Benito en televisión

Rocío Carrasco, harta, desmonta las intenciones de Rocío Flores, Gloria Camila y Rosa Benito en televisión

"Son muchos años en silencio, Rocío. No entiendo por qué en ningún momento, presa de la furia, no hayas descolgado el teléfono y hayas entrado en algún programa", le ha dicho Jorge Javier a Rocío Carrasco mirándole a los ojos. Esta le ha respondido sin pensárselo dos veces: "¿Sabes lo que pasa? Que cuando todo esto ha ido sucediendo, todo lo que veremos a lo largo de la docuserie, yo no estoy bien. La rabia y la fuerza que tengo ahora y decir 'señores, hasta aquí hemos llegado' ahí no la tenía. En ese momento agachaba la cabeza y lloraba".

Rocío Carrasco y Jorge Javier

Rocío Carrasco y Jorge Javier durante su entrevista en el 'Deluxe'.

Telecinco

Artículo recomendado

Rocío Carrasco lanza una seria advertencia a Raquel Mosquera desde 'En el nombre de Rocío'

Rocío Carrasco lanza una seria advertencia a Raquel Mosquera desde 'En el nombre de Rocío'

Jorge Javier Vázquez ha acabado haciendo una reflexión tras escucharle: "Sinceramente, que alguien diga que tú hablas con odio... Me parece que como hablas, a tu pesar, es con muchísima ironía. Una ironía que has conseguido después de entender lo que ha pasado". "Y después de haber canalizado el dolor", ha añadido Rocío Carrasco.

Rocío Carrasco le ha explicado que, sin más, no tenía fuerza: "No entendía nada, es sangre de mi sangre. Yo he llegado a pensar que he vivido una mentira toda mi vida. En ese momento no tenía esa fuerza de coger el teléfono y decir esto es lo que pienso, me metía debajo de la cama a llorar y aguantar".