Muy celosos de su intimidad, George y Amal Clooney han mantenido a sus hijos siempre alejados de las cámaras. Aunque hace más de un año que vinieron al mundo, tanto George como Amal no han dejado que se les fotografiara y si lo hacían respondían con una demanda. Pero eso ya ha acabado y la abogada especializada en Derechos Humanos se acaba de pasear con Alexander y Ella en sus brazos por Nueva York.

Artículo relacionado

Con toda la naturalidad que caracteriza a la esposa del actor, llevó a sus hijos en brazos que, por cierto, guardan gran parecido con sus padres. Alexander es una versión mini de George y Ella a su madre.

Tanto George como Amal, siempre muy amables con la prensa, nunca se han negado a dar declaraciones e incluso cuando se casaron en una multitudinaria boda en Italia, posaron en varias ocasiones para los fotógrafos, pero con la llegada de los mellizos todo cambió. Ellos sí eran figuras públicas, pero no sus pequeños. Han cuidado a sus hijos todo lo que han podido y no dudaron en tomar medidas contra la revista francesa Voici cuando publicaron fotografías de los niños.

Y así lo relató el actor, muy enfadado, a la revista People. “Los fotógrafos de la revista Voici escalaron nuestra valla, subieron nuestro árbol e ilegalmente tomaron fotos de nuestros niños dentro de nuestra casa”. Después adoptaron “medidas legales” porque la seguridad de sus “hijos así lo exige".