Comienza la cuenta atrás para 'Supervivientes 2023'. El equipo del reality más extremo de la parrilla televisiva comienza a trabajar. Esta vez contará con una cara nueva. Laura Madrueño (36 años) será quien informe de todo lo que sucede y lo hará desde Honduras. Hasta ahora la habíamos visto presentando 'El Tiempo'. Para que la audiencia la conozca un poco más antes de montarse en el avión, Mtmad ha preparado 'Huracán Madrueño', un videopodcast en el que compartirá cómo afronta esta nueva aventura y presentará a algunas de las personas más importantes de su vida. Como Álvaro Puerto, marido, compañero de aventuras y protagonista del primer capítulo que llegará este martes 31 de enero a Mtmad y el que ya está disponible en Mitele Plus.

Artículo recomendado

'Supervivientes 2023': Listado de los posibles concursantes

supervivientes logo

Álvaro Puerto no tiene nada que ver con el mundo de la televisión. "Al menos de momento", puntualiza Madrueño ante los micrófonos de 'Huracán Madrueño. Son pareja desde hace siete años y lo suyo fue "un flechazo en toda regla". Es arquitecto de profesión y se conocieron gracias a amigos en común. Sin embargo, los 134K seguidores de la periodista pueden creer que es fotógrafo. "Para mí es un hobbie. Gracias a eso hacemos cosas muy interesantes que seguro que cuentas ahora", adelanta Puerto. "Me ha ayudado mucho, no solo en las redes. También en los documentales que realizo. Es cámara submarino en los documentales que protagonizo", puntualiza ella.

Laura Madrueño confiesa que ha sido un apoyo incondicional desde que llegó a su vida. Se conocieron de fiesta, en Madrid. "Estaba en Kenia trabajando y volví a casa en Navidad. Para ver a mi familia. Y lo que se llevó mi familia fue un disgusto porque no me vieron ni un día. Nos conocimos a los dos días de volver (a España) y no dejamos de vernos en todas las Navidades. Nos fuimos a Murcia a pasar esos días. Mis padres me odiaron durante una temporada, pero al conocerte se les pasó", bromea el arquitecto.

A los pocos días de conocerse, llegó el momento de separarse. Él ponía rumbo a Kenia. Ella, a México. "Fundimos el Skype. Antes de que existiera el teletrabajo casi, nosotros montamos la 'telepareja'", bromea Puerto. Lo cierto es que cuatro meses después de conocerse se fueron juntos a Riviera Maya, a nadar con tiburones toro. "Pero antes tuviste que hacer el curso de buceo. Menos mal que lo superaste a la primera", dice en tono jocoso Madrueño. Su primera inmersión fue en Zanzíbar.

Madrueño debuta como presentadora en 'Supervivientes'

Laura Madrueño asume un nuevo reto. "Me habéis visto en mi parte más asociada a la divulgación, la ecología y la meteorología, pero también hay una parte en mí de aventura", expone. Sin embargo, y pese a lo valiente que Álvaro asegura que es, dejarlo todo para viajar hasta Honduras no es fácil. "Me ha costado tomar la decisión", confiesa. "Me va a costar mucho dejar a mis perros y a mis gallinas". "No, lo que más te va a costar dejar es tu huerto", corregía su marido, provocando la risa de la presentadora. "Te he dejado un esquema para la siempre que vamos a hacer en primavera", confiesa.

Artículo recomendado

Días de campo, trabajo y arropada por su marido: Así está viviendo Laura Madrueño las semanas previas a su debut en 'Supervivientes 2023'

Laura Madrueño

La pareja vive una casa pasiva que él ha diseñado en mitad de la naturaleza. Allí conviven con sus gallinas y su perra, que acaba de tener cachorros. "Ya te mandaré fotos para que lo veas", dice el arquitecto en un intento de restarle importancia. La pareja vuelve a separarse después de mucho tiempo conviviendo juntos, pese a su complicado inicio de relación. "Solemos coincidir siempre para comer y cenar, aunque también vamos juntos a los evento que tengo. Siempre hay cosas que hacer", explica la periodista. "Los fines de semana nos vamos al campo. En esta familia no existen las siestas", bromea.

Dos bodas muy peculiares

Laura Madrueño y Álvaro Puerto se dieron el 'sí, quiero' en 2022. Lo hicieron en dos ocasiones. La primera, a bordo de un barco. La segunda, en su casa. "La primera boda fue en un velero en Formentera. Quería que nuestros más allegados vivieran la experiencia de estar un fin de semana a bordo, lo que para mí es lo mejor. Después hicimos otra en casa con más gente. Tuvimos dos bodas diferentes", relata ella. "Y poco convencionales", puntualiza él.

Álvaro ha dejado claro que se pasará por Honduras: "No creo que aguante tanto tiempo". Pero se queda como responsable de las diferentes tareas que Laura deja pendientes. Por suerte, ella cuenta con su apoyo incondicional. "Es el que a veces me da el empujón porque yo soy mucho de pensarme las cosas", expone. "Lo divertido es hacer las cosas, que salgan bien o mal, pero hacerlas", reflexiona el arquitecto. Sí se han planteado tener hijos, "pero nunca llega el momento". "Ahora vamos a estar separados un tiempo", decía entre risas Laura Madrueño.