Después del despiste en la premiere de 'El fotógrafo de Mauthausen', todo ha vuelto a la calma para Alba Flores. Pasó un mal trago, pero lo que vino después fue mucho mejor: la celebración de su cumpleaños. La actriz reunió al clan de los Flores el domingo para comer en un conocido restaurante de Madrid para soplar las 32 velas.

Artículo relacionado

Aunque Alba Flores cumplió años el sábado, fue el domingo cuando convocó a Lolita Flores, que acaba de estrenar ático, Rosario Flores y a sus primos Guillermo Furiase Jr. y su hermana Elena con su novio, Gonzalo Sierra. El pequeño de los Flores, a pesar de que hace dos semanas que nació, tampoco quiso perderse la cita. Elena llegó al restaurante con Noah en brazos que se refugiaba de las bajas temperaturas de Madrid con un arrullo azul celeste.

Pero los Flores no solo celebraron el cumpleaños de Alba, que salió del restaurante de Floren Domezain cargada con bolsas de regalos, también el de Ana Villa. La madre de Alba Flores, con una imagen muy cambiada y muy moderna desde que luce un corte de pelo a lo garçon, cumple años el martes y aprovechó el aniversario de su hija para también celebrar el suyo.

Al terminar la comida, ya entrada la tarde, abandonaron el restaurante en el que se reunió por primera vez todo el clan después del nacimiento de Noah el pasado 12 de octubre y de que se conociera la relación de Elena Furiase con el músico Gonzalo Sierra.