El testimonio de Rocío Carrasco ha despertado fantasmas que nadie podía imaginar hace pocos meses. Uno de ellos es la reaparición de Raquel Mosquera para enfrentarse a la hija del que fue su marido, Pedro Carrasco. Y esto no queda en las disputas familiares. Uno de los comentarios de la peluquera ha puesto en un compromiso a Alba Carrillo con su jefa, Sonsoles Ónega, en ‘Ya es mediodía’. La colaboradora vuelve a tener un frente abierto en su siempre polémica carrera profesional.

Artículo relacionado

“No iría a su peluquería así me mataran”. No podía imaginar Alba Carrillo que esta frase iba a buscarse un problema con su jefa Sonsoles Ónega. La modelo, amiga de Rocío Carrasco, se enfrentaba a Raquel Mosquera tras sus declaraciones y terminaba señalando al talento de la peluquera para llevar a cabo sus tareas al frente de su negocio. Carrillo se encontraba, de hecho, con una advertencia de Ónega que luego cobró mucho más significado.

Frente a la contundencia de Alba Carrillo, Sonsoles Ónega sacaba la cara por Mosquera y afirmaba que cada uno puede ir a peinarse donde le apetezca. Lo que desconocíamos era que la propia presentadora había sido clienta de la viuda de Pedro Carrasco. “También puedes preguntar a tu jefa Sonsoles Ónega, a la que tengo muchísimo cariño y ella a mí. Y a la cual la respeto mucho”, escribía Mosquera en su perfil de instagram. “A ella le puedes preguntar si yo peinaba bien cuando venía a mi peluquería junto a su madre”.

Sonsóles Ónega

Sonsoles Ónega da la cara por Raquel Mosquera ante las afirmaciones de Alba Carrillo

Mediaset

Mosquera no ha dudado, en los últimos días, en pronunciarse acerca de todo lo que ha contado Rocío Carrasco. Una situación que ha terminado con la peluquera ingresada debido a un brote psicótico. Por suerte, parece que Raquel se recupera favorablemente.