Si hicieran un biopic de Alba Carrillo, y pensando en el tirón internacional que este podría tener, debería llamarse ‘Alba, another day, another drama’. El que hoy nos ocupa es la ‘limpieza’ de todo rastro de su última pareja, David Vallespín, su no-novio, de las redes sociales. Ha borrado cualquier referencia a él y, por supuesto, todas las fotos de ambos de vacaciones en Maldivas.

Artículo relacionado

Pero ¿qué ha pasado, Alba? ¿será que te han vuelto a hackear la cuenta mientras aún estás de vacaciones en Miami o has sido tú misma la que ha ‘eliminado’ casi todo tu verano? De hecho, lo último que ahora aparece en su perfil en Instagram es su fiesta de cumpleaños, que tuvo lugar a finales de julio. En esta celebración también estuvo David, y, por supuesto, también ha eliminado cualquier referencia al joven. Lo que sí ha mantenido es una publicación en la que asegura estar buscando alguien “que le haga el humor salvajamente”. Se ve que Vallespín ha debido de dejar de hacerle gracia.

Carrillo hablaba hace pocos días para ‘El programa de Ana Rosa’ y en él aseguraba estar muy ilusionada con el ingeniero. De hecho remarcaba lo inteligente que es y la mentalidad tan abierta que tenía con respecto a sus anteriores parejas, a las que calificó de “prehistóricos”. Se la veía ilusionada con la relación, motivada y con esperanzas. Pero las cosas para Carrillo, dada su impetuosidad pasional, pueden cambiar de la noche a la mañana. Y lo que era una historia asentada, ser flor de un día en cuestión de horas. Puede que solo estén en crisis y este ‘borrado’ sea cuestión de un ‘calentón’, y que lo mismo que se han peleado, a la vuelta de Alba de España, se arreglen.

¿Se ha roto para siempre #albiydavid?