Ejemplo para muchas mujeres

Ana Rosa Quintana: Así fue 2010, el año que no dejó que el cáncer controlara su vida

En este año, la periodista fue diagnosticada, operada y posteriormente recibió sesiones de radio por un cáncer de pecho

Ana Rosa Quintana
1 / 16

1 / 16

ana rosa quintana. Ana Rosa, en 2010

2 / 16

ana rosa quintana 15. Se lo diagnosticaron en julio

3 / 16

ana rosa quintana 5. Tras la intervención

4 / 16

ana rosa quintana 3. Ese verano salió a navegar

5 / 16

ana rosa quintana 2. Una decisión valiente

6 / 16

ana rosa quintana 8. Rodeada de amigas

7 / 16

ana rosa quintana 7. En 2010, 'El programa de AR' estaba de aniversario

8 / 16

ana rosa quintana 12. Sus compañeros no sabían nada

9 / 16

ana rosa quintana 13. Calendario solidario

10 / 16

ana rosa quintana 10. Quintana, glamourosa

11 / 16

ana rosa quintana 14. Pidiendo para la Cruz Roja

12 / 16

ana rosa quintana 4. "Tenemos que divertirnos"

13 / 16

ana rosa quintana 1. Juan, su apoyo

14 / 16

ana rosa quintana 9. Despidiendo el año

15 / 16

ana rosa quintana 11. Y en 2011 ganó un TP

Más Sobre...

Enfermedades de famosos Famosos con cáncer

19 de octubre de 2018, 14:12 | Actualizado a

En julio del 2010, ha desvelado, Ana Rosa Quintana era diagnosticada de un cáncer de mama en estadio uno. Apenas unas semanas más tarde, la operaban para retirarle el tejido canceroso. En septiembre, con su reincorporación a su programa, llegarían las sesiones de radio. Todo este proceso lo realizó con una única máxima: que el cáncer no paralizara su vida. Y no lo hizo.

Relacionado con esta noticia

Ana Rosa, en su importante revelación a la audiencia de su programa, les ha contado que pasó la enfermedad y que, actualmente, está curada. Además de hacer hincapié en la importancia de realizarse revisiones periódicas, ha dado un consejo a aquellos que se topan con la enfermedad: continuar con su vida como si nada. Ella fue lo hizo. Tenía una enfermedad, sí, y se trataría para vencerla, pero seguiría adelante con los mismos planes que hacía hasta entonces. Esto incluía: jugar con sus hijos, que entonces tenían 6 años, viajar, quedar con amigas, trabajar, aprovechar cada oportunidad para disfrutar junto a su marido, que fue su mejor apoyo… todo con absoluta normalidad, y fue precisamente eso su tabla de salvación; por eso ahora es su mejor recomendación.

A la hora de enfrentarse a una enfermedad de estas características es importantísimo mantener un estado anímico lo más alto posible y esto se consigue, en parte, no cediendo ante el miedo que puede provocar el diagnóstico del cáncer.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?