Si pensabas que lo habías visto todo en 'First Dates', estás equivocado. Sergio acudió este lunes al restaurante de Carlos Sobera para retratar una parte de la historia española que hasta ahora no habíamos visto en el programa: la 'ruta del Bakalao'. Hizo estragos en los jóvenes de los noventa, algunos de ellos siguen aferrados a esa época. Y sí, Sergio es uno de ellos.

Artículo recomendado

Ainhoa, en 'First Dates': "Vengo buscando un completo, un hombre con trabajo estable y coche"

Ainhoa, en 'First Dates': "Vengo buscando un completo, un hombre con trabajo estable y coche"

Acudió a ‘First Dates’ en busca de una mujer que no le quiera por interés, pero primero se pidió un 'ron cola' para cenar. En el restaurante se encontró con Alicia, una joven que le ha calado a la primera. Sí, su chupa exclusiva y su pasado en la ruta del Bakalao hablan del soltero antes de conocerle. Se dedica la importación de ropa y ha querido lucir una prenda única que Dolce & Gabbana ha diseñado para él: “Como esta no va a haber otra. Como yo, que soy exclusivo y único en mi especie”.

Alicia también es valenciana, pero parece buscar todo lo contrario: un hombre "tranquilo y que no me mienta, porque ya lo han hecho y les he pillado". Mientras esperaban al primer plató, Sergio le aseguraba a Alicia que ya ahora lleva una vida sana, algo que ha contrarrestado con el eructo que se le ha escapado. "Esto (el 'ron cola') me está poniendo fino", dijo a su cita. "¿Ya? Pues sí que tienes poco aguante tú...", le respondió Alicia. Lo que no sabía es que el valenciano ya se había bebido dos cervezas antes de ir al restaurante. "Pero aquí me lo voy a beber todo, hasta el agua de los floreros", añadió.

Artículo recomendado

Carlos Sobera, con un cabreo monumental en 'First Dates' al desenmascarar a un impostor

Carlos Sobera, con un cabreo monumental en 'First Dates' al desenmascarar a un impostor

La valenciana siguió sorprendiéndose con cada comentario de su cita. "La vida me va bastante bien, no me falta de nada. No obstante, quiero encontrar a una mujer que no esté conmigo por el interés", le dijo en el restaurante de 'First Dates'. "Saco mi coche, y como es un deportivo, las mujeres me tiran las bragas al parabrisas, pero eso no me gusta. Ellas se sorprenden porque tengo un piso, un Lamborghini y una moto, de que tenga un alto nivel de vida". También pidió perdón a su madre. "Que en paz descanse, me iba los viernes de fiesta y volvía los lunes".

Finalmente, Sergio dijo 'no' a una segunda cita con Alicia: "Me gustaría quedar con ella como amigos. Nos lo pasaríamos muy bien de fiesta, pero como pareja no creo que llegáramos a nada". Ella rápidamente le dio la razón: "Estoy de acuerdo con él".