Ana Bolena tuvo, tiene y tendrá 'mala suerte'. Ya lo dijo la escritora Arwa Mahdawi en una columna de 'The Guardian'. En vida padeció a un marido paranoico, con higiene corporal deficiente que la decapitó por no darle un hijo que heredase el trono de Inglaterra. Después de su muerte, ha tenido, según la escritora, "una pésima reputación, al parecer sin mucho fundamento, de bruja, intrigante y seductora". La 'mala racha' continúa, ahora, tras el estreno de la miniserie de HBO Max que lleva su nombre y sigue los últimos meses de la vida de la monarca, incluida su lucha con la sociedad patriarcal de la Inglaterra Tudor.

Artículo recomendado

Cinco series recomendadas para ver este fin de semana

Cinco series recomendadas para ver este fin de semana

'Ana Bolena' ha vuelto a causar el mismo revuelo que provocó en Reino Unido cuando la estrenó Channel 5. La actriz que interpreta a Bolena es una actriz negra, Jodie Turner-Smith. Algunos entendidos intentaron rebajar las críticas recordando que Merle Oberon ya interpretó a la monarca en la película 'La vida privada de Enrique VIII' (1933); sin embargo, pese al origen maorí de la actriz, su piel clara y su afinado acento británico hacían que fuese apta (desde el punto de visto histórico) para interpretar a la monarca. Turner-Smith es negra, de origen jamaicano y se ha criado en Estados Unidos.

Ana Bolena HBO
HBO Max

El debate está servido. Y es el mismo que se reabrió hace casi un año, cuando 'Los Bridgerton' llegaron a Netflix. ¿Puede una actriz negra interpretar a la monarca británica Ana Bolena? ¿Podemos introducir a actores no blancos en épocas y momentos históricos en los que no solían estar presentes por falta de acceso a los puestos de poder? ¿Y por qué no abrimos el mismo debate cuando Elizabeth Taylor interpretó a Cleopatra? ¿O cuando Jim Caveziel dio vida a Jesucristo en 'La pasión de Cristo'?

Este debate ha derivado en lo que podría ser el verdadero problema a solventar. "La diversidad y la inclusión se defenderían mejor si nos olvidamos de contar, una vez más, una historia tan blanca y tan trillada como la de Ana Bolena y dedicando una serie de HBO, por ejemplo, a Ranavalona I, reina de Mozambique entre 1828 y 1861, una mujer enérgica que preservó la independencia de su tierra y solía liquidar a sus rivales políticos con nueces envenenadas. Yo vería una serie así, aunque le ofreciesen el papel de Ranavalona a una actriz inglesa de piel clara", apuntó Mahdawi. ¡Nosotros también la veríamos!