Netflix lo ha vuelto a hacer. Ha colado una serie más o menos inesperada entre sus ficciones más vistas, una cuyo interés ha transcendido más allá de la trama. 'Pálpito' está protagonizada por Margarita Muñoz y Michel Brown. Juntos interpretan a un matrimonio con dos hijos y un futuro complicado. Recordemos que la serie trata el tema del tráfico de órganos. Michel y Margarita también están casados ¡desde hace diez años!

Artículo recomendado

Cinco series para ver este fin de semana (del 6 al 8 de mayo)

Cinco series para ver este fin de semana (del 6 al 8 de mayo)

El argentino, de 45 años, y la colombiana, de 34, forman uno de los matrimonios más estables de la industria y llevan años asentados en México; aunque viajan con asiduidad a Argentina, Estados Unidos, Colombia o España. A veces por trabajo, otras por ocio. Su historia de amor comenzó con un flechazo. “Nos vimos en una fiesta hace muchos años, Marga tenía 17 años y yo, 28 y tuvimos un flechazo tremendo, pero no pasó demasiado, aunque sí hubo como un coqueteo inmenso. Después pasaron como 3 años y nos volvimos a ver, pero cada uno estaba en pareja. Nos dejamos de ver hasta que nos reencontramos después de 7 años. Pero sí, fue un flechazo esa primera vez”, dijo Michel Brown a la revista mexicana 'Vea'.

Tener pareja no entraba en los planes de Michel, aunque hay veces que al destino le da igual lo que tengamos planeado. "No pensaba en casarme, no era mi prioridad tener una esposa. Soy un hombre que dejo que mi vida suceda y me dejo sorprender por las cosas que van llegando y la vida me trajo a Marga”, añadió.

Para Marga, su primera cita fue algo tan especial que no ha olvidado ni un detalle. “Nos topamos muchas veces antes de empezar a salir, pero definitivamente me quedo con esa primera cita. Tuvimos una conversación fantástica y entendí que simplemente no solo me parecía churro, guapo, sino que me entendía mucho con él hablando y me sentía a gusto. Normalmente soy tímida y tal vez no se me da tan fácil el coqueteo. Esa primera cita fue increíble, comimos delicioso”, confesó.

Los inicios de esta relación no fueron sencillos. Los celos tomaron cierto protagonismo. Michel siempre se ha mostrado amable y cariñoso con sus compañeras de reparto, y eso es algo que no siempre es fácil de gestionar. “Me costaba entender esta excesiva amabilidad de Mich (...) hasta que lo hablamos en una cena". Tras dos años de noviazgo, se casaron en la isla Punta Faro en la Costa Atlántica colombiana. Después de diez años de matrimonio, siguen estando felizmente casados.