Este jueves no era la noche de César Cadaval (58 años). Lo intentó y trabajó sin descanso, pero no ha sido suficiente. 'Masterchef Celebrity' reabrió sus puertas la pasada semana y ya se despidió de y Genoveva Casanova (46 años). Ya en la primera entrega Los Morancos dejaron claro que llegaban juntos al concurso, pero que no enfrentaban el desafió como una pareja. Pese a esto, Jorge, quien también lucía un delantal negro, trató de beneficiar como pudo a su hermano, ofreciéndose a quedarse sin compañero en la prueba de eliminación. Finalmente, esos emparejamientos solo sirvieron para elegir los ingredientes con los que cocinarían.

Artículo recomendado

GH VIP 8: listado completo de los concursantes oficiales del reality

Logo GH VIP

El humorista fue el primero en pasar por la mesa de Pepe Rodríguez (55 años), Samantha Vallejo-Nágera (53 años) y Jordi Cruz (43 años), quienes también estaban acompañados por El Monaguillo. Cocinó conejo, pero no atinó con el tiempo de cocción. Presentó un plato crudo, uno que Samantha ni siquiera probó. La valoración no fue buena y César se colocó delante de cocinas cabizbajo. Para animar solo, Jorge se acercó a darle un abrazo, algo que su hermano, más o menos, rechazó.

"¿Siempre rechazas las muestras de cariño de tu hermano?, le preguntó Jordi". "Yo no sé caminar solo en la vida sin mi hermano", le espetó. "En los momentos más chungos de mi vida ha estado ahí mi gordito. Mira que no tenemos que ver nada el uno con el otro, nada en absluto. Pero nos hemos llevado muy bien", añadió Jorge. La familia Cadaval tiene claro que a los suyos "hay que restarle, restarle los problemas". "Eso y no tragarse las penas", añadió.

Jorge sí que conquistó al jurado, tanto que hasta Jordi terminó piropeándolo. Laura Londoño también hizo un buen trabajo y Palito Dominguín, también. Daniel Illescas se quedó a medias con sus mejillones tigre, pero consiguió un buen sabor, uno que le salvó por los pelos. A Toñi Moreno los calabacines se le quedaron cudros en un plato en el que los garbanzos debían haber sido los protagonistas (pero no lo fueron). "No me podéis eliminar ya que me he gastado el dinero que aún no he ganado aquí en clases de cocina", bromeó. Blanca Romero presentó una pasta sin demasiado sabor. 

Mientras todo esto pasaba en cocinas, desde la galería miraban atentamente Álvaro Escassi, Sandra Gago, Eduardo Casanova, Miguel Diosdado, Jorge Sanz, Tania Llasera y Jesulín de Ubrique. Pese a esto y al buen hacer en la prueba de exteriores, Escassi terminó con un delantal negro. "Esto te lo pones para empezar el próximo programa", le espetó Jordi Cruz, que subió hasta allí para entregarle un delantal negro. ¿Su error? Dar una corrección a uno de sus compañeros. 

Una no muy ajustada decisión final

El jurado deliberó, aunque durante poco tiempo. Todo parecía estar bastante claro. Laura aprobó con sobresaliente. Palito, Jorge y Dani se quedaron con un notable. La decisión final estaba entre César, Blanca y Toñi, aunque la competición no fue muy ajustada. El humorista fue el elegido por Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz para abandonar las cocinas de 'MasterChef'. ¿El motivo? Era el único plato que no habían podido comer. 

"No me lo esperaba", decía César, visiblemente emocionado, al conocer el veredicto de los jueces. "Me da mucha pena porque me lo estaba pasando muy bien. No os podéis imaginar el buen rollo que hay aquí. No solo con mis compañeros, también con los jueces y con todo el equipo del programa", añadía. Toñi Moreno, a su lado, solo podía contemplarlo y llorar. "Pensábamos que no ibas a llorar más", le ha espetado Pepe. La presentadora optó por no contestar.