La mayoría de mujeres que han sido mamás en los últimos años superan la barrera de los 30 años. Lejos queda la época en la que lo normal a esa edad era tener varios hijos. Porque lo habitual en la actualidad es superar esa cifra sin ser madre. Por motivos económicos, laborales, de salud, personales, de infertilidad o simplemente por decisión propia, muchas mujeres no se encuentran ante el momento de quedarse embarazadas antes de esa cifra. A esto hay que sumar la pandemia. Una situación que lo ha revolucionado todo, provocando que en nuestro país la tasa de natalidad haya bajado hasta un 20%. ¿Cuántas veces se ha escuchado ese comentario de que se te va a pasar el arroz dedicado a mujeres de más de 30 años? ¿Cuántas veces se les ha hecho la insistente pregunta de cuándo piensan quedarse embarazadas? Independientemente de las circunstancias, la respuesta siempre debería ser la misma. El momento de querer ser madre es algo que cada mujer debería decidir libremente. Y más ahora que lo de acudir a clínicas de reproducción asistida está dejando de ser un tema tabú y su labor está más valorada que nunca. Entre otras cosas porque existen técnicas como la congelación de óvulos que permiten retrasar la edad de maternidad sin tener que renunciar al sueño de crear una familia.

La preservación de óvulos es una técnica de reproducción asistida a tener muy en cuenta en la actualidad, ya que otorga la libertad de elegir en qué momento quedarse embarazada, incluso más allá de los 35 años. Tal y como recuerdan desde Theramex, farmacéutica especializada en necesidades de salud de la mujer, por mucho que las mujeres se cuiden el paso del tiempo no perdona y a esa edad la fertilidad desciende de forma muy marcada por el número y la calidad de los óvulos. Por eso es mucho más difícil llegar a un embarazo biológico y natural. Pero si en una edad fértil se lleva a cabo la congelación de óvulos, no habrá que preocuparse por retrasar la edad de maternidad. Los óvulos se conservarán en las mismas condiciones biológicas y con la misma calidad del momento en el que se lleva a cabo la congelación y se podrán implantar más adelante.

BC Theramex

Con la preservación de óvulos es posible retrasar la edad de maternidad.

Desde Theramex también hacen hincapié en que llevar a cabo la preservación de óvulos antes de comenzar un tratamiento fuerte por alguna enfermedad que afecte a la capacidad de quedarse embarazada, garantiza que los óvulos no se vean afectados y que se pueda recurrir a ellos en un futuro, cuando la mujer decida dar el paso de ser madre.

Además, el de la congelación de óvulos es un proceso en el que las pacientes van a estar siempre acompañadas gracias al trabajo de las clínicas de reproducción asistida. Unas clínicas que han tenido que reinventarse debido a la pandemia con cambios que incluso hacen más sencillo el proceso para las mujeres. Ahora ya están más que implantadas las teleconsultas, el agilizar los trámites, y el seguimiento constante gracias a las vías para hacer algunos de los pasos del proceso de forma digital. La gestión de citas o el acceso a los resultados son solo algunas de las cuestiones que se pueden hacer desde casa. Además, gracias a las nuevas tecnologías y a que cada vez hay más clínicas de reproducción asistida, las mujeres que están pensando en llevar a cabo la congelación de óvulos tienen muy fácil comparar entre varios centros y valorar las diferentes opciones antes de llevar a cabo un tratamiento que supone una revolución por la libertad que da a las mujeres en su ilusión de ser madres.