Raquel Bollo ha hecho de su perfil de Instagram una pasarela improvisada de los modelazos que luce a diario. Maxi vestidos, monos con estampados de lo más veraniegos, conjuntos cargados de tendencia... ¡No hay nada que se le resista! Con el fin de 'Viva la vida', la andaluza se ha volcado en su faceta como diseñadora y nadie mejor que ella para lucir sus propias creaciones. Completamente recuperada de la lipoescultura a la que se sometió hace dos meses, Raquel quiere presumir de nueva figura y nada mejor que hacerlo a través de un ajustadísimo vestido estampado de color blanco.

Artículo recomendado

Raquel Bollo presume de nueva figura con el mono multicolor que más estiliza y realza el bronceado, ideal para las de 30 y las de 50

Raquel Bollo presume de nueva figura con el mono multicolor que más estiliza y realza el bronceado, ideal para las de 30 y las de 50

La diseñadora, de 46 años, está sencillamente espectacular con este modelo largo, a ras del suelo, de corte sirena y favorecedor escote asimétrico con un bonito y elegante estampado de inspiración étnica con enormes brújulas en tonos negros y rosados que realzan más si cabe su silueta. "Para ser la invitada ideal de cualquier evento", escribe Raquel Bollo como carta de presentación de este vestido que pertenece a su nueva colección pero que por el momento no está disponible en su página web.

Raquel Bollo

Raquel Bollo presume de nueva figura

Instagram @raquelbollo

La sevillana completaba su acertadísimo estilismo con unas sandalias en tono nude con una tira cruzada que estilizaban más si cabe su figura gracias a su imponente altura. Finalmente, recogía su melena en una coleta ligeramente ondulada con aire desenfadado que dejaba al descubierto unos enormes pendientes en forma de pluma.

El buen gusto de Raquel Bollo por la moda queda patente en cada una de sus apariciones públicas pero si hay un terreno en el que brilla especialmente es el los eventos, por eso sus looks se convierten en la mejor inspiración para las invitadas. Ahora, no duda en lucir todas esas prendas que antes no se atrevía por esos pequeños complejos que ya son cosa del pasado.