De los escenarios, a las pasarelas. Victoria Beckham siempre ha sido un ejemplo de estilo, incluso en su época de ser cantante. Algo que terminó por dar a conocer su verdadera vocación, el diseño de moda. Sus colecciones reflejan al cien por cien esa forma que tiene de ver este sector, representado bajo unos diseños minimalistas y sofisticados. pero siempre en clave de tendencia. Y, la pregunta siempre ha sido la misma, ¿de dónde saca la inspiración a la hora de vestirse y crear? Quizá estaba delante de sus ojos, y ni siquiera ella se había dado cuenta.

Artículo relacionado

Ha sido ella misma la encargada de mostrar lo que podría ser la confirmación de la inspiración a la hora de crear. La diseñadora ha compartido dos fotografías de lo más especiales, por un lado una de ella misma cuando era bebé luciendo un chubasquero rojo y negro, con accesorios a juego en esa misma clave de color. Este look ya nos confirma que su buen gusto viene heredado de familia, y lleva acompañándole desde muy pequeña. Pero nos da otra clave más: tiene mucha relación con uno de los looks de la colección otoño-invierno 2012.

Se trata de un vestido corto rojo con ribetes negros que guarda mucha relación con este diseño de cuando era pequeña. Un detalle que tampoco ha pasado desapercibido para ella, y que ha catalogado como "inquietante". Podría ser la confirmación de que su álbum familiar ha sido su mejor fuente de inspiración estos últimos años, tanto para escoger sus estilismos diarios, como para crear las diferentes colecciones. Lo que está claro es que su visión creativa de la moda está intacta desde hace muchos años atrás, y que ha encontrado la mejor profesión para explotarla aún más.