La dramática vida de las hermanas Carmela y Tina, Las Grecas

Carmela intentó quitarse la vida en 1978 y Tina falleció en 1995 en una casa de acogida, víctima de sus excesos con el alcohol y las drogas, y enferma de sida

Montse Jolis
Montse Jolis

Periodista especializada en corazón y sociedad

Las Grecas
Archivo Lecturas

Fueron todo un fenómeno musical en la década de los 70. Las hermanas Muñoz, Carmela (69 años) y Tina, fallecida a los 37, más conocidas como Las Grecas, pusieron la canción 'Te estoy amando locamente' en el número uno de las listas de éxitos durante varias semanas de 1974. Con ellas nació un género musical, el gypsy rock, que bebía de las fuentes del flamenco rock de grupos míticos como Smash o Triana.

Hoy, 50 años después, Las Grecas duermen en el cajón del olvido, aunque de tanto en tanto se las recupera y se las recuerda como lo que fueron, dos mujeres de etnia gitana que marcaron una época y a varias generaciones con su música y su estilismo.

Carmela trató de quitarse la vida

Pero la vida de Carmela y Tina, pese a saborear las mieles del éxito, no fue nada fácil. La propia Carmela sufrió mucho por amor, tal y como confesaba a la revista Lecturas en 1978.

Las Grecas

Las hermanas Carmela y Tina Muñoz.

Archivo Lecturas

Así lo recordaba la revista: "Una sobredosis de barbitúricos ha estado a punto de acabar con la vida de Carmela Muñoz, 50% del dúo Las Grecas". La mayor de las hermanas Muñoz había sufrido un desengaño amoroso y el dolor era tan grande que quiso quitarse de en medio.

Artículo recomendado

Giro en el caso Antonio Tejado: los 8 motivos por los que María del Monte habría abierto los ojos con su sobrino

Antonio Tejado

La cantante intentó suicidarse angustiada por la ruptura con su novio desde hace tres años, Fredy. "De repente, sentí que había perdido al hombre de mi vida y que jamás volvería a enamorarme. Entonces pensé en morir", explicó Carmela a la revista Lecturas cuando ya se encontraba recuperada.

"Estuve muerta dos días", confesó Carmela

Las Grecas

Las Grecas fueron número uno con 'Te estoy amando locamente'.

Gtres

Por suerte, llegaron a tiempo y Carmela no logró su propósito, aunque a punto estuvo de conseguirlo. "Estuve muerta dos días, y vivo". Carmela, pese a su hondo dolor, aprendió una lección muy importante de aquel terrible episodio de su vida. "En adelante, lucharé", confesó.

Lo cierto es que, un año después, el dúo desapareció del panorama musical. Y, encima, prácticamente en la ruina. Las Grecas ganaron mucho dinero, sobre todo con las actuaciones, pero su representante, económicamente hablando, se aprovechó de ellas todo lo que pudo. Carmela denunció años después que su representante, además, hizo lo posible y lo imposible para que nadie las volviera a contratar.

Carmela Muñoz

Carmela Muñoz, durante una entrevista en Canal Sur en 2019.

Canal Sur

La trágica vida de Tina

Por aquel entonces, Tina, ya estaba sumida en el mundo de las adicciones. La hermana menor de Carmela, Tina –cuyo verdadero nombre era Edelina–, pagó con su vida una existencia llena de excesos. Tina era dos años y medio más joven que Carmela y, posiblemente, mucho más alocada que su hermana.

En 1983 le diagnosticaron esquizofrenia paranoide lo que, unido a su adicción a las drogas y al alcohol, la condujeron a una vida errática y desordenada. Por más que su hermana Carmela quiso ayudarla, en una de las discusiones que tuvieron Tina la apuñaló. Además, fue condenada por un robo que cometió en una peluquería de Talavera de la Reina y acabó con sus huesos en la cárcel de Yeserías.

Tras cumplir condena, Tina fue ingresada en varios psiquiátricos de los que se escapaba una y otra vez para vivir en la calle. Contrajo el sida y murió en 1995, en una casa de acogida de Aranjuez. Tenía solo 37 años.

Artículo recomendado

La decisión de la infanta Sofía sobre la final de la Copa del Rey con declaración de intenciones sobre su futuro

Infanta Sofía

Cinco hijas que acabaron en familias de acogida

Tina, además, trajo al mundo a cinco hijas, nacidas de tres padres diferentes. En 1975 tuvo a Saray, fruto de su relación con un anticuario que no quiso saber nada de ellas y las abandonó. Después, tuvo otras tres hijas, dos de ellas mellizas, con un venezolano que tampoco se ocupó de Tina y las niñas , y, por último, de su relación con un iraní, nació otra niña. Todas acabaron en familias de acogida.

La mayor, Saray, nunca ha renegado de su madre biológica, todo lo contrario, y siempre ha estado muy unida a su tía Carmela. Hace unos años, Saray se reunió con sus hermanas con las que no tenía apenas relación y se comprometieron a permanecer en contacto así como a honrar el nombre de su madre.

Dos de las hijas de Tina han heredado su talento musical

Saray Muñoz

Saray, una de las hijas de la fallecida Tina, es cantaora del Ballet Nacional de España.

Gtres

Saray Muñoz (48 años), ha seguido los pasos de su madre y de su tía Carmela. Durante una época en la que Carmela quiso recuperar el dúo Las Grecas, su sobrina la acompañó en algunas actuaciones, pero nunca llegaron a formar un dúo formalmente. En la actualidad, Saray es cantaora del Ballet Nacional de España.

Marta Hidalgo, en 'Factor X'

Marta Hidalgo, en 'Factor X'.

Instagram @factorxtv

Ahora hemos conocido que otra de las hijas, Marta Hidalgo, conoció en 2017 que ella y su hermana melliza eran dos de las hijas que Tina Muñoz había dado en adopción. Marta concursa actualmente en 'Factor X' y desveló en el programa la peculiar historia de sus orígenes.

El periodista Manuel Román publicó en Libertad Digital un retrato a vuela pluma de su último encuentro con Tina. "La encontré una tarde tendida en el suelo, apoyada en la pared en un edificio de la madrileña plaza de Benavente, esquina a la calle de la Cruz, rodeada de otros seres desquiciados y algunas prostitutas que merodeaban por el céntrico lugar. El rostro de Tina, sucia, con ropas malolientes, aparecía marcado por las huellas imposibles de borrar de las drogas. No era difícil pronosticar el negro final que le esperaba", escribió Román.

"Y entonces me acordé de sus años de gloria, pocos, pero felices. No era tan guapa como Carmela, pero vestía bien, era graciosa y algo más descarada que su prudente hermana", añadió Manuel Román.

Loading...