Este año la DGT prevé alrededor de 16,5 millones de desplazamientos, más que el año anterior. Ante los millones de personas que van a disfrutar de sus vacaciones, la Guardia Civil ha lanzado algunos consejos para evitar robos durante este periodo. Prácticamente todas las personas salen de vacaciones para relajarse y olvidar del trabajo y la rutina. Pero, a veces, desconectar demasiado no es lo más correcto.

Precisamente, por este motivo, cuando bajamos la alerta y descuidamos nuestras pertenencias surgen problemas. Los carteristas aprovechan situaciones de despiste para robar pertenencias, documentos y dinero.

Vigila siempre tus pertenencias

Se acerca la Semana Santa y, a partir de hoy, son miles de personas las que van a viajar a algún punto del país para disfrutar de las vacaciones, aunque también es “temporada alta” para los carteristas. La Guardia Civil recomienda vigilar siempre las pertenencias. Es en lugares muy aglomerados como el trasporte público de las grandes ciudades donde se producen el mayor número de robos. Por eso, se recomienda tener a la vista las cremalleras del bolso y mochilas y evitar llevar en los bolsillos de los pantalones pertenencias de valor como la cartera. También, se recomienda tener mucha precaución con el móvil, que muchas veces es el principal botín.

Artículo recomendado

Las importantes recomendaciones de la DGT para la "procesión" de vehículos

Tráfico

Cada año son miles las denuncias que se interponen a la policía por el robo de carteras, dinero, documentos de identidad o móviles. Y, aunque muy pocos llevan dinero en efectivo, el robo de las tarjetas puede suponer una gran pérdida económica si no nos percatamos a tiempo. En caso de perder las tarjetas de crédito, primero hay que llamar al banco o cancelarlas a través de la aplicación. En segundo lugar, debemos ponernos en contacto con nuestro banco o la Policía que nos dará las directrices a seguir en estos casos. Aunque el mayor peligro se encuentra en las calles, también hay quienes son víctimas de robos en casa sin estar en ellas.

El peligro de dejar la casa sola durante las vacaciones

¿Quién no ha subido alguna vez a redes sociales una fotografía del lugar donde está disfrutando de las vacaciones? Es una tendencia muy habitual y, aunque parezca sorprenderte, algo peligrosa en estas fechas. Lo cierto es que, los ladrones acechan a sus víctimas antes de actuar y esperan al mejor momento para hacerlo. El periodo vacacional de Semana Santa es uno de esos momentos en el que muchas personas dejan sola la vivienda durante varios días. Además, compartir nuestra ubicación en redes muestra que nos encontramos fuera de casa. En consecuencia, algunas viviendas pueden sufrir asaltos y robos.

Una opción para evitarlo es blindar la vivienda con alarmas, cámaras o cerrojos, aunque es algo que no todos los bolsillos pueden permitirse. En su lugar, existen algunos “trucos” que pueden hacer creer a los ladrones que hay alguien en casa. El más utilizado es dejar la persiana la mitad. Bajar completamente la persiana es una señal de que no hay nadie en casa y una vía libre para que los ladrones asalten la vivienda.

Ya se han producido varios casos en España donde las casas que se quedan vacías en vacaciones sufren un mayor número de robos. Por eso, la Guardia Civil recomienda siempre avisar a algún familiar o amigo de confianza de que estaremos fuera por un tiempo. Además, hay quienes dejan una llave a estas personas para visitar la casa en ocasiones de emergencia o durante cualquier imprevisto que se pueda ocasionar.

Un ejemplo son aquellas personas a quienes les salta la alarma de casa por un error de configuración. Lo más apropiado es que, una vez alertada a la Policía, alguien visite la vivienda para comprobar que todo está en orden. Además, es un buen truco para que esta persona recoja el correo y no se acumule dando a entender que no hay nadie en casa. Para disfrutar de una mayor tranquilidad durante las vacaciones, la Policía recomienda tomar cualquiera de estas recomendaciones que dificultará la tarea al ladrón de asaltar una vivienda.