EXCLUSIVA | Hablamos con Jorge Rey, el joven gurú del tiempo: "Los secretos sobre la meteorología no los vas a encontrar en Oxford"

Hablamos con la joven promesa de la meteorología, que nunca ha perdido su esencia y humildad y disfruta de lo que hace sin pensar en cifras o repercusión

Pablo Casal
Pablo Casal

Coordinador digital de Lecturas

Jorge Rey
Facebook.com/eltiempoconjorgerey

Con solo 17 años, Jorge Rey se ha convertido en todo un referente en predicciones meteorológicas y sus miles de seguidores confían ciegamente en él para ponerse o quitarse el abrigo y para hacer un cambio completo de armario. Es amable, cercano y se muestra siempre tal y como es en cada vídeo que publica en su canal de 'Youtube' y en sus perfiles en las diferentes redes sociales. Hemos hablado con él en exclusiva para saber de dónde viene esta afición, cómo vivió su salto a la fama y cómo ve el futuro, no tanto del clima, que también, sino el suyo propio como potencial meteorólogo tras acabar sus estudios previos a la universidad. 

El término 'observamiento' y los métodos tradicionales de Jorge Rey

Se despide en sus vídeos como "tu hombre del tiempo" y desde que predijera lo que nos esperaba con la borrasca Filomena se ha convertido en un gurú de las previsiones meteorológicas, pero su pasión va mucho más allá del clima, ya que siente predilección por los métodos tradicionales y el medioambiente: "vivir en medio de la naturaleza es lo que ha marcado mi vida. Yo viví en la propia ciudad de Burgos, pero cuando tenía unos 8 años nos fuimos al medio rural y en un pueblo se puede vivir libertad, experiencias y anécdotas inigualables, ya que es estar en conexión con la madre naturaleza, con los animales y las plantas". 

También nos cuenta cómo empezó a fijarse en las nubes y confiesa que le encanta la nieve, así que "como quería saber cuando iba a nevar, empecé a indagar sobre el mundo de la predicción del tiempo". Todavía no tiene, asegura, muy claro lo que le depara a él el futuro próximo cuando termine el bachillerato en el instituto, ya que se trata de algo que no sabe "con certeza". De momento, se centra en "el 'observamiento' de la naturaleza", porque aunque se trate de una palabra que no está en la Real Academia Española y así se lo explicaba a Iker Jiménez en su programa, recuerda, "significa en su totalidad realizar el método científico sobre el comportamiento de la fauna, de la flora y de la atmósfera. En definitiva, analizarla y, de ahí, sacar conclusiones y previsiones meteorológicas". 

"Como ejemplo, observo a las grullas o las golondrinas para saber cuándo llega el primer temporal invernal a España o cuándo llega el otoño", nos explica y, precisamente, le preguntamos también si este año, con tanto cambio, las primeras aves mencionadas se han podido despistar, a lo que nos contesta que este año no llegaron tan pronto y nos lo explica: "eso supuso el anuncio de un invierno que llegaría más tarde, pues el primer temporal invernal tardó bastante. Aunque no nos demos cuenta, los animales y las plantas buscan sobrevivir. Eso hace que haya aves que tengan que migrar o insectos que tengan que buscar comida. Se aprende mucho de observar". 

El acercamiento a sus referentes y un método propio a desarrollar

Jorge Rey camina en sus objetivos sin prisa, pero sin pausa y precisamente en muchos dichos populares ha encontrado la manera de volver a conectar con lo de siempre, con esa sabiduría popular que puede desvelarnos tanto y que, por diversos motivos, se ha ido perdiendo con el paso de los años, pero que él promete "seguir dando a conocer". "Los refranes, así como métodos como el de las cabañuelas, se han perdido. Muy pocos saben algo ya. Por mi parte, he tratado de revivirlo e indagar sobre ello, aunque muchas de las técnicas las he desarrollado yo por mi cuenta". 

Nuestro hombre del tiempo quiere lanzar un mensaje de esperanza y un consejo, porque "si escuchamos a la gente mayor, seguro que podemos recabar todavía mucha más información sobre la vida misma". Pero el joven aficionado a la meteorología no solo tira de los recursos de siempre o de los que otros han creado con el objetivo de innovar, sino que tiene entre sus proyectos uno muy importante: "mi objetivo es conseguir un método por el cual haga previsiones fiables y detalladas para todo el mundo que, además, sean a largo plazo. Aquí es donde entra en juego el de las cabañuelas y, de momento, estoy contento con los avances que voy consiguiendo gracias a los errores". 

"Los secretos sobre la meteorología tradicional no los vas a encontrar en la Universidad de Oxford y sí en los pastores de la España vaciada. Aunque suene a chiste, ¿Quiénes son los que más en contacto están con la naturaleza y los animales? Pues ellos", reivindica respondiendo a su propia pregunta un creador de contenido que no busca tanto ese objetivo de influenciar, sino que sus seguidores "aprendan, disfruten y estén bien informados". No se pone medallas, dice, con cada acierto ni tiene el afán de celebrarlo, porque quiere seguir siendo el mismo de siempre sin dormirse en la consecución de objetivos. 

Ha conocido a referentes que llevan años ofreciendo la información meteorológica en televisión, como Roberto Brasero y Mario Picazo, con los que ha podido hablar personalmente y, dado que el segundo acaba de estrenar el espacio 'Tiempo al tiempo' en 'Cuatro', hemos querido saber si se ve en un formato así como colaborador experto, pero en este sentido, Jorge Rey también prefiere ser prudente: "me gusta comunicar al público acerca de la naturaleza. Pueda ser que acabe haciendo algo en este sentido, pero también te diré algo: el futuro es un misterio".

Loading...