La AEMET alerta de un drástico cambio en el tiempo para este fin de semana

Según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), a partir de mañana llega una nueva vaguada que afectará a varios territorios del país.

Alicia Alarcón
Alicia Alarcón

Redactora digital de Lecturas

Lluvia y tormentas en España
Europa Press

Tal y como han reflejado los primeros días de julio, el calor veraniego ha llegado por fin a España, aunque no durará mucho más. El país se enfrenta a la llegada de una inminente vaguada que se instaurará en la Península a partir de mañana y traerá, de nuevo, más lluvias y tormentas.

Nuevos cambios en el tiempo

La tendencia en el tiempo de los últimos días ha sido estable. De hecho, las altas temperaturas y el sol sofocante han sido los principales protagonistas de julio hasta ahora. A pesar de ello, las últimas previsiones meteorológicas señalan que esto va a cambiar pronto. Tal y como recoge la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), es a partir de mañana cuando llega una nueva vaguada que afectará a varios territorios del país. Mientras tanto, la jornada de hoy se posicionará como una de las más cálidas en lo que llevamos de verano, aunque no es un factor determinante para que las temperaturas se mantengan al alza durante los próximos días. Según las últimas previsiones meteorológicas, hoy podrán aparecer los primeros chubascos que serán más abundantes durante el fin de semana.

No se descartan aguaceros desde el sistema Central hasta el Pirineo oscense afectando también a la Ibérica, alto y medio Ebro y Cantábrico oriental. Si se excluye de las lluvias al resto de la Península, Canarias y Baleares, aunque predominarán los cielos nubosos. Según las previsiones de los expertos, la jornada de hoy registrará temperaturas que podrán superar incluso los 40ºC en zonas como Toledo, Córdoba o Badajoz. De hecho, ya se ha establecido una alerta amarilla en estas zonas por temperaturas extremas. La AEMET ha señalado que hoy se producirán noches tropicales en los valles del Guadalquivir, Guadiana y Tajo, así como en litorales del área mediterránea oriental. Aun así, como bien han pronosticado los expertos, el calor no va a durar mucho más por ahora.

Previsión para el fin de semana

Durante la jornada de mañana desaparecerá el calor con la llegada de un nuevo bajón térmico generalizado en el área peninsular. Se espera que las temperaturas máximas desciendan en amplias zonas de la mitad norte y de Andalucía. Tal y como recoge la AEMET, el sábado llegará un frente atlántico que dejará también cielos nubosos más abundantes en el extremo norte. A partir de aquí, aumenta la probabilidad de que se produzcan nuevos chubascos e incluso tormentas que podrán ser localmente fuertes en zonas de Pirineos, la Ibérica y Sistema Central oriental. Según la AEMET, las lluvias se podrán extender a otros puntos del interior durante la tarde. En el resto del país la situación se mantiene algo más estable con temperaturas de entre 34ºC y 36ºC.

Tal y como recogen los expertos, el episodio de inestabilidad seguirá presente durante la jornada del domingo, aunque se espera que la situación mejore a lo largo del día. Aun así, no se descartan chubascos moderados en Pirineos y débiles en el interior de la Comunidad Valenciana y centro peninsular. En el resto se esperan cielos nublados y en Canarias intervalos cubiertos que podrán estar acompañados de aguaceros débiles. Además, durante las primeras horas del día se prevé la llegada de brumas matinales en zonas de montaña del extremo norte sin descartarlas en el interior de Cádiz, costeras en el litoral de Almería y Granada. La buena noticia para muchos es que las temperaturas tenderán a aumentar en el extremo norte peninsular y se mantendrán similares a la del sábado en el suroeste, arco mediterráneo y Baleares.

Previsión par ala semana que viene

Aunque los expertos no se precipitan con las previsiones, esperan que a partir de la jornada del lunes vuelva la estabilidad con nuevos cambios. Se prevé un leve ascenso de las temperaturas con una tendencia en aumento de cara al martes y el resto de los días de la semana. De hecho, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) no descarta que se alcancen los 35ºC en valles del sudoeste y el valle del Ebro. Eso sí, los efectos del frente atlántico seguirán presentes en el norte peninsular especialmente en Galicia y el oeste de Asturias. Los cielos estarán cubiertos, aunque con una baja probabilidad de chubascos. Tampoco desaparecerán por completo los vientos de componente sur y oeste en la vertiente atlántica, del este en litorales del Cantábrico y del sureste en el área mediterránea oriental y valle del Ebro. Es probable que también Canarias registre alisos moderados durante gran parte del día. Las últimas previsiones señalan que  la jornada del martes se vivirá una situación similar predominada por cielos nubosos y temperaturas en ascenso que rondarán los 30ºC y 35ºC de media en varios puntos del territorio nacional. Todavía es pronto para augurar las condiciones meteorológicas de la semana que viene, aunque todo apunta que podría instaurarse de nuevo la llegada del verano con más calor y mucho sol.