Escucho a Presuntos Implicados, con Sole Giménez, y me inunda la morriña. Entra el Mediterráneo en mi habitación y me doy cuenta de lo que echo de menos. Llevo soñando varias noches con mares que no puedo disfrutar, porque los veo desde aviones. Escucho a Sole Giménez y me acuerdo de lo que disfrutaba yendo a la playa, poniéndome canciones suyas, imaginando dónde iba a ir a cenar y pensando en qué bar me iba tomar la primera copa. Y luego, la segunda, la tercera, la cuarta y la quinta en otro distinto, y ya todas las demás en un hotel pillado deprisa y corriendo con el correspondiente amor de última hora.

Artículo relacionado

Lo que es la vida: tantas veces quejándonos de nuestra antigua monotonía y ahora me doy cuenta de lo poco que apreciábamos nuestra libertad de movimientos. Echo de menos el viejo mundo, las viejas costumbres y los viejos hábitos. Estoy en una semana boba. Tengo ganas de que se acabe todo esto, pero me da miedo pensar en lo que nos vamos a encontrar. Necesitamos una buena noticia. Yo, para aliviar mi aburrida cotidianidad, me voy a poner ‘Fallen’ con Sole y Randy Crawford. Nunca falla.