Un tipo de corte para cada rostro

¿Sabes qué tipo de flequillo favorece más a la forma de tu cara?

Rectos, ultra cortos, asimétricos. Los flequillos viven su época dorada esta primavera y hay una versión perfecta para cada rostro

flequillos
Gtres

Actualizado a

Los flequillos han vuelto y van ganando cada vez más fieles seguidoras. Se trata de uno de esos cortes sencillos y no muy exagerados que en muy poco tiempo pueden cambiar tu look al instante sea cual sea el que escojas. Esta temporada, las tendencias nos proponen varios tipos de hairstyle: largo, de cortina, despuntado, recto.. y cada uno de ellos consiguen un tipo de efecto en tu rostro. Por eso, saber escoger el adecuado para ti es esencial, si quieres que tu cambio de look sea positivo y favorecedor.

Relacionado con esta noticia

Para ello, el equipo artístico de Llongueras nos explica cómo elegir entre la variedad de tendencias y nuestro tipo de cara. Los flequillos finos y ligeros, por ejemplo, ayudan a contrarrestar las mandíbulas muy marcadas, mientras que aquellos que son laterales ayudan a estilizar visualmente las caras más redondas. Si querías probar suerte con las tijeras, ten en cuenta estos consejos de profesional:

  • Rostros cuadrados

Los flequillos juegan mucho con las ilusiones ópticas y, en el caso de mandíbulas marcadas, la clave está en atraer la atención hacia la zona de los ojos. Para este tipo de rostro, el flequillo largo con la raya al medio son ideales para suavizar las facciones. El efecto cortinilla permite peinar el cabello de muchas maneras: suelto, con coleta alta o baja... el estilo dependerá de si se quiere conseguir un look más desenfadado o sofisticado.

  • Rostros alargados

Con una cara larga, que generalmente tienen una frente más alta y no demasiado ancha, el estilista tiene mucha área para trabajar. Cortar un flequillo con un ángulo diagonal resaltará las zonas centrales como los ojos y labios, en lugar de la frente o la parte inferior del rostro. Un flequillo recortado no es la mejor opción ya que solo alargará la frente y, por supuesto, la longitud total de la cara. La longitud del flequillo tiene que ser baja: lo mejor es que esté justo alrededor de las cejas.

  • Rostros redondeados

Si peinamos el flequillo hacia un lado conseguimos una sensación de más verticalidad en la cara, y, por tanto, una forma más alargada. Por lo general, los cortes rectos casan muy mal con las caras redondas porque visualmente las aplastan.

  • Rostros ovalados

Son los afortunados a los que les favorece casi cualquier look porque su rostro tiene mayor longitud que, por ejemplo, el de una cara redonda. Si es tu caso, aprovecha para probar con un flequillo corto por encima de las cejas, pero sin llegar al tamaño de unas baby bangs, o con un flequillo ladeado, ya que suaviza los contornos y armoniza las caras con mejillas anchas.

Más Sobre...

Belleza

Sandra Cárcel

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?