Las capas están de moda, pero más allá de las tendencias, son un recurso perfecto para favorecer nuestro rostro, ya que son mucho más determinante, incluso más que el corte. Por eso, antes de decidirte por un corte, que tu peluquero estudie cuál es el capeado que va a sacar mejor partido a tu look.

Artículo relacionado

Las capas aportan movimiento y densidad, pero si además las sabemos llevar donde las necesitamos, más que una tendencia es un acierto. Sobre todo si tenemos mucha cantidad, ya que las capas rebajará ese peso. Si tienes la melena muy larga, las capas deben ser más cortas cerca del rostro y gradualmente ir alargándose. Para este tipo de rostro lo ideal son transiciones entre capas suaves, nada de cortes bruscos.

  • Qué tipo de capas te favorecen según tu pelo

“Si tienes poco pelo, las capas consiguen añadir textura y la melena parece más llena y elástica. Si, además, lo tienes fino, las capas deben ser más largas, ya que si se superponen solo conseguiremos el efecto contrario, que se vea escaso y más fino. En el caso, de una melena muy lacia y larga, lo recomendable es aplicar las capas a partir del mentón y mejor si también la ondulamos.”, explica Raquel Saiz de Salón Blue.

cortes de pelo capas
Gtres
  • Potencian el rostro

- Si tienes rostro de corazón, las capas acentúan los ojos y los pómulos, los definen, por eso cortes como el pixie son ideales para rostros con forma de corazón. Los mechones más cortos del flequillo deben llegar a las cejas y las más largas a los rabillos de los ojos" nos cuenta Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros.

Artículo relacionado

- Si tienes la cara cuadrada, las capas largas por debajo del mentón lo disimulan y además sin necesidad de recurrir a flequillos.Con los rostros cuadrados, hay que optar por capas redondeadas que disimulen esas facciones tan marcadas. Para ello añadiremos capas ligeramente más cortas alrededor de la frente para contonearlo y redondearlo, según nos cuenta Felicitas Ordás de Felicitas Hair.

- "Las caras redondas deben optar por capas cuadradas y viceversa, las redondas por cuadradas para compensar el exceso y el defecto" concluye.