Cada cambio de estación suele traer esas ganas de cambio de look. Y, si hablamos del verano, siempre nos apetece probar esos cortes de pelo y colores que aporten frescura y un aire nuevo que acompañe a estos meses estivales, huyendo de los excesos cromáticos, que junto al sol pueden variar el color y vernos menos favorecidas. ¿La clave? La nueva tendencia de coloración de la temporada, el brondé.

Artículo recomendado

Blanca Suárez se apunta al flequillo desfilado con un nuevo cambio de look

Blanca Suárez se apunta al flequillo desfilado con un nuevo cambio de look

Los colores bitono toman las riendas de esta temporada para hacer sombra a los rayos solares y dejar a un lado los tonos apagados más propios del invierno. Y esta nueva tendencia consigue un degradado natural ideal para estos meses de verano, que consigue una luminosidad y brillo. Los expertos de Llongueras nos dan las claves de este color de pelo que verás por todas partes este verano.

brondé
@kendalljenner

¿Qué es el tono Brondé?

"El brondé son tonos marrones que comienza en bases oscuras a la altura de la raíz para ir aclarando su imagen hasta tonos dorados en las puntas. En este caso, los tonos cálidos son los que conquistan las puntas sobre las raíces naturales y profundas que mantienen su color original" nos cuentan los expertos.

"Lo mejor de todo es que es un tipo de coloración que encaja con cualquier mujer porque es apto para cualquier tono de cabello ya que se trata de aclarar las puntas con respecto a la raíz, recurriendo a reflejos dorados de una manera muy sutil" añaden.

¿Qué se consigue con este color de pelo?

"El resultado final es un cabello aclarado de forma muy natural, sin efecto mechas ni excesos cromáticos. Las raíces mantienen su color natural para, a partir de los medios, comenzar con una leve aclaración que tiene como resultado un degradado nada exagerado que huye de todo artificio" explican desde Llongueras.

Esta paleta cromática consigue unos reflejos que potenciarán el movimiento del cabello consiguiendo, además, dar una sensación de mayor volumen. De todas estas ventajas podrás aprovecharte tanto si tienes una melena lisa, como si es ondulada, así como si tu tono es castaño o rubio. Una opción ideal para todo tipo de cabellos.