Hablar de la familia Mohedano sin referirse a Rocío Carrasco es una tarea que no es fácil. El peso de la hija de Rocío Jurado y su distanciamiento del resto de los suyos hacen que cuando cualquiera de los integrantes del clan rompe su silencio, todos las miradas vuelvan a dirigirse a la presentadora. Así le ha pasado a Rosario Mohedano. La hija de Rosa Benito se ha sentado con Toñi Moreno en Canal Sur y, claro, la pregunta ha sido inevitable. ¿Cómo ha hecho para responder sin querer responder?

Artículo relacionado

El papel de Rosario Mohedano en los desencuentros de su familia siempre ha sido conciliador. La hija de Amador y Rosa Benito está centrada en su carrera y en los suyos y prefiere siempre mantenerse al margen. Claro que, a veces, es complicado no mojarse. Sobre todo cuando se está en confianza y ante una entrevistadora como Toñi Moreno, que siempre logra que los personajes se sinceren. También en el caso de Rosario le ha funcionado.

“No es difícil llevarse bien con toda la familia”, le aseguraba Rosario a Toñi. “Me pongo en la situación de quien tengo enfrente, valoro lo que he vivido con esas personas. He vivido una infanta preciosa y eso me pesa mucho”. Tras las respuestas de la cantante era difícil no ver la imagen de Rocío Carrasco. Las primas siempre habían presumido de tener un buen entendimiento y habérselo contado todo.

Rosario Mohedano

Rosario Mohedano se sienta con Toñi Moreno en 'Un año de tu vida'

Canal Sur

Pasarán los años y a lo mejor no vuelvo a tener contacto con algunas personas pero me pesa… A mi familia la quiero a toda, respeto cada paso que se da y por supuesto que me respeten a mí los míos porque yo soy feliz como soy”. Rosario evitaba referirse a Rocío Carrasco en todo momento. La hija de Rocío Jurado no mantiene contacto con nadie de su familia y es una evidencia complicada de obviar. Ni siquiera las llamadas de atención de Rocío Flores han hecho que su madre reaccione.

Alejada de todo

Rosario Mohedano ha tomado una opción vital y de ahí no se mueve. La hija de Rosa Benito está centrada en su música, en sus canciones y en tratar de llevar una carrera en tiempos tan difíciles como estos. Y no le va nada mal. Alejada de la actualidad y de todo lo que termine afectando a su familia, Rosario prefiere guardar silencio. Una postura que hace tiempo que asumió y de la que, por el momento, no ha renegado.