Vania Millánsigue en una pompa de felicidad. Solo han pasado cinco días de su boda con Julián Bayón y la modelo no deja de compartir imágenes y recuerdos del que fue uno de los días más felices de su vida: "Ha sido la boda que hemos querido. Desde serios y profesionales a muy rockeros, locos y divertidos", confesaba emocionada a la salida de la iglesia.

Artículo recomendado

Vania Millán, radiante, confiesa que ha tenido la boda que quería

Vania Millán, radiante, confiesa que ha tenido la boda que quería

Uno de los secretos mejor guardados en toda. boda que se precie era el vestido de la novia. Vania Millán estaba espectacular con un diseño personalizado de inspiración romántica compuesto por un corsé semitransparente con escote corazón y tirantes de cristal del que nacía una amplia falda de tul con lentejuelas. Un vestido de ensueño firmado por Love is in the air atelier que escondía una sorpresa bajo los kilómetros de tul.

Aunque en el mismo día de la boda no pudimos ser testigo, una vez que se inició la celebración en el Casino de Madrid, Vania se desenfundó de la falda de princesa y sorprendió a todos sus invitados con su segunda opción estilística ¡2 en 1! La modelo, de 44 años, ha compartido unas imágenes del que fue su vestido de noche. Al bustier se unía una falda cruzada mucho más ajustada confeccionada en crepe de color blanco con una apertura kilométrica que le permitió presumir de piernas infinitas: "Ya un recuerdo inolvidable", manifestaba junto a una batería de imágenes de lo que fue su gran día.

Vania Millán

Vania Millán comparte la 'otra' parte de su vestido de novia

Instagram @vaniamillan

El recién estrenado matrimonio ha pospuesto su luna de miel hasta dentro de unas semanas y han retomado sus compromisos profesionales en Madrid, ciudad en la que residen. La modelo nunca ha ocultado su deseo por convertirse en madre, una lucha que "aparcaba" temporalmente para centrarse en los preparativos de su boda pero que seguro retomará con más fuerza en un futuro muy próximo.