El último y romántico paso de Mario Vargas Llosa con su exmujer Patricia en su primer verano sin Isabel Preysler

El escritor, superado ya su último susto de salud, ha viajado a la isla italiana junto a su exmujer, con la que estaría viviendo una segunda parte de su historia de amor

Montse Jolis
Montse Jolis

Periodista especializada en corazón y sociedad

Mario Vargas Llosa y Patricia Llosa
Gtresonline

A sus 87 años, Mario Vargas Llosa no agota sus ganas de vivir. Después de superar un nuevo bache de salud, una nueva infección de covid-19, que lo mantuvo unos días ingresado en la madrileña Rúber Internacional, Mario Vargas Llosa se ha tomado unos días de relajo y ha viajado a Sicilia. Pero no lo ha hecho solo, sino en compañía de la que fuera su esposa durante 50 años y madre de sus tres hijos, Patricia Llosa (78 años). Al parecer, y tal y como desean sus hijos Álvaro, Morgana y Gonzalo, el exmatrimonio estaría viviendo una segunda parte de lo que fue su historia de amor. Según el periodista Nacho Gay, el escritor estaría tratando de reconquistar a Patricia y este viaje a Sicilia sería la excusa perfecta para esa reconciliación.

Artículo recomendado

Todo sobre la histórica relación de Isabel Preysler y Marta Chávarri

Isabel Preysler y Marta Chávarri

"Están de viaje romántico y se les ve muy cariñosos"

El periodista explicó en 'Y ahora, Sonsoles', que "están de viaje romántico en Sicilia y se les ve muy cariñosos", y añadió que Mario trata a Patricia como nunca antes. "La trata como a una auténtica reina y está cariñosísimo con ella. Y ella se deja querer… Es bonito verlos". La no muy buena movilidad de Mario Vargas Llosa aconseja que, a estas alturas, el escritor hispano-peruano no viaje solo y lo haga en compañía de un familiar. Parece claro que Mario quiere recuperar su historia de amor con Patricia y pasar la última etapa de su vida junto a ella. Hasta ahora, Patricia se había mostrado un tanto remisa a volver, pero quizá su corazoncito se haya ablandado en las últimas semanas.

Atrás quedan los ocho años de relación con Isabel Preysler (72 años), con la que Vargas Llosa terminó definitivamente el pasado mes de diciembre, aunque Mario abandonara la casa de Puerta de Hierro unos meses antes para instalarse en el piso de su propiedad, en pleno centro de Madrid, donde reside actualmente.

Mario y su hijo Álvaro

Mario y su hijo mayor, Álvaro, grabando una entrevista en el piso madrileño del escritor.

Twitter @AlvaroVargasLl

Una familia muy unida, pese a los devaneos amorosos de Mario

Patricia Llosa y sus tres hijos siempre han formado una familia muy unida, pese a los devaneos amorosos del escritor. Mario, al final, siempre acaba volviendo con los suyos, aunque su historia con Isabel le costó un carísimo divorcio en el que Patricia salió muy beneficiada. Lo cierto es que Mario y Patricia se han dejado ver juntos en bastantes ocasiones en los últimos meses, tanto en la casa familiar de Lima –propiedad ahora de Patricia, pero en la que el Premio Nobel tiene todavía su despacho–, como en París, cuando a Mario ingresó en la Academia Francesa, el pasado mes de febrero, como en la reciente boda de su nieta Josefina, celebrada en Perú. En esa boda, Mario Vargas Llosa y Patricia se mostraron muy cercanos y el escritor dio muestras de una inesperada jovialidad bailando algunas de las danzas tradicionales de su país.

Mario y Tamara se cruzaron en el aeropuerto

Y hablando de bodas, por apenas unos meses Mario Vargas Llosa no se convirtió en uno de los invitados de lujo a la boda de Tamara Falcó (41 años) e Íñigo Onieva (34 años), celebrada el pasado 8 de julio. La ruptura de Mario e Isabel hizo imposible que la asistencia del escritor fuera una realidad, aunque seguro que a Tamara le hubiera gustado que 'tito Mario' la acompañara ese día, no solo por la buena relación que mantenía con él, sino también porque, de haber sido las cosas distintas y no se hubiera roto la pareja, significaría que Isabel Preysler seguía siendo feliz junto a Mario.

Artículo recomendado

Tamara Falcó, muy unida a su primo Álvaro, recibe la noticia de la muerte de Marta Chávarri en plena luna de miel

Tamara Falcó

La casualidad quiso que Mario Vargas Llosa y Tamara casi se toparan en el aeropuerto de Madrid. Mario regresaba de un viaje y Tamara e Íñigo partían rumbo a su luna de miel, con una primera parada en Johannesburgo, Sudáfrica. Tanto el escritor como la hija de Isabel Preysler acceden al aeropuerto por el acceso VIP y, por cuestión de minutos, casi se encuentran cara a cara. Mientras unos llegaban en el coche que les trasladó hacia allí, el otro se subía al vehículo con el que puso fin al viaje que habría hecho tras su ingreso hospitalario. Una curiosa coincidencia que, finalmente, no se produjo.

Tamara seguirá su luna de miel

Tamara no volará a Madrid para despedir a su tía, Marta Chávarri, fallecida el viernes de un derrame cerebral, a los 62 años. Tamara está muy unida a su primo Álvaro Falcó, hijo de Marta Chávarri, pero esta inesperada muerte le ha pillado a más de 8.000 kilómetros de distancia o lo que es lo mismo, a diez horas de avión. Su hermano mayor, Manuel Falcó, que ejerció de padrino de Tamara en su boda con Íñigo, explicó que "Tamara está muy triste, como todos, pero está de viaje", justificando así la ausencia en el funeral que tendrá lugar hoy sábado en Madrid.

Loading...