Fueron tres llamadas. El torero Juan Ortega, minutos antes de acudir a la iglesia para casarse con su novia Carmen Otte Alba, decidía no formalizar la relación. Pese a haberse celebrado la preboda, pese a tener 500 invitados en la puerta de la basílica, el diestro optaba por no casarse. Antes de que este bombazo supusiese un auténtico terremoto en el enlace, el torero habló con el cura, con su novia y con sus padres. Tres llamadas con las que frenó el que iba a ser su gran día. Pero, ¿qué ha pasado desde entonces? ¿Qué decisiones han tomado los hasta ahora novios?

El entorno del torero intentaba justificar su decisión con un “hay que echarle valor”. El torero optaba por no formalizar su relación y era el padre de la novia y sus amigas los que se encargaban de comunicar a todos los invitados que la boda no iba a celebrarse. Un terrible shock del que Carmen Otte todavía no se habría recuperado. Ahora hemos podido saber el ofrecimiento que han hecho las amigas de la cardióloga para tratar de mitigar el revés que ha sufrido.

El plan que podría hacer Carmen Otte Alba

“El círculo cercano de la novia le habría recomendado que se fuese de viaje con las amigas”, aseguraba Gema López en ‘Espejo público’. “Para intentar asimilar lo que ha ocurrido”. La periodista afirmaba que, como ocurre en alguna que otra comedia romántica de Hollywood, las amigas de Carmen le habrían ofrecido irse con ellas al viaje de novios para aprovechar y poner tierra de por medio tras el escándalo. Ha sido un golpe enorme tanto para la prometida como para toda su familia y amigos. Fueron estos los encargados de comunicar la decisión del torero a todos los invitados.

“La hermana de la novia solicita a unas amiga que no se cambien, que vayan a la puerta de la iglesia porque habrá gente a la que no podrán avisar y que anuncien que no se casan”, aseguraba la copresentadora de ‘Espejo público’. Un mal trago que las amigas de la novia asumen con entereza. Mientras tanto era el padre de la novia quien enviaba un mensaje a los invitados para comunicarles el giro de guion.

Artículo recomendado

La reveladora llamada que el torero Juan Ortega hizo a pocos minutos de plantar a su novia, Carmen Otte Alba, en el altar

Juan Ortega

La decisión de Juan Ortega después de plantar a su novia Carmen Otte

¿Y qué ha hecho el torero en este tiempo? Tras realizar las tres llamadas en las que comunicó su decisión de no casarse, Juan Ortega desaparecía. Según aseguró Pilar Vidal, el torero cogió el coche y se marchó de Sevilla. Desde entonces, nada se ha sabido. Tal y como explicaban en el programa de Susanna Griso, el torero no se habría vuelto a poner en contacto con su hasta ahora pareja. Ni un mensaje ni una llamada más allá de la que le realizó antes de dar por cancelada la boda.

El torero se rompía al hablar con la que era su pareja y con sus padres para comunicar su decisión. Un revés que llegaba mientras la novia se encontraba en la peluquería terminando de arreglarse para el gran evento. Las informaciones han sido numerosas en las últimas horas. Al parecer, según se ha afirmado, la pareja no estaría pasando por su mejor momento aunque nada hacía presagiar el desenlace que finalmente ha tenido.

La familia de la novia se ha pronunciado para asegurar que no piensan demandar al torero pero que sí esperan que corra con todos los gastos generados. Se trataba de una boda con 500 invitados y un presupuesto estimado en unos 70.000 euros. Esto es lo que debería abonar el diestro en el año de plazo que tiene para realizarlo. De no hacerlo, entonces la novia tendría más motivos para interponer acciones legales.