Al igual que el resto de españoles, Toñi Moreno está viviendo días buenos y malos durante esta cuarentena por la crisis del coronavirus. La presentadora de ‘Mujeres y hombres y viceversa’ está haciendo frente a un confinamiento complicado debido a que es madre primeriza y se encuentra aislada en su piso de Madrid. Lejos de su familia, que reside en Sanlúcar de Barrameda, la periodista echa mucho de menos a todo su entorno y el sur. Sin embargo, cuenta con una compañía muy especial: su hija Lola.

Artículo relacionado

Con apenas cuatro meses de vida, Lola ya sabe a la perfección cómo hacer que su madre se calme. Al menos, eso es lo que ha compartido la periodista en su perfil personal de Instagram. Toñi ha subido este viernes 15 de mayo una bonita imagen de su hija con las manos cruzadas que le ha cambiado el día, para bien, claro está.

Toñi Moreno

La presentadora no estaba teniendo una buena mañana. Sin embargo, la fotografía de su hija ha conseguido que su humor cambie considerablemente, tal y como ha explicado en la publicación. “Así me la he encontrado mientras veíamos a @anarosaquintana. Hoy que tenía su madre un día cruzado. Parece que me está diciendo ‘mamá , suelta todo aquello que no te de calma y serenidad’. Pues me he tomado un té, y he decidido empezar el día de nuevo. Asin e. Jajajajjajajajajajaj “, ha escrito la periodista. Un mensaje junto al que ha añadido dos reveladores hashtag: #aprendiendo y #lavidaesparavivirla.

Artículo relacionado

Toñi Morena no podría estar más contenta con la pequeña Lola, la cual ha reconocido en más de una ocasión que se lo está poniendo muy fácil: “Es buenísima, come, duerme, sonríe… Llora solo cuando tiene hambre”. Debido a la crisis del coronavirus, la periodista ha podido pasar mucho más tiempo con su hija. Tanto es así, que en una de sus últimas publicaciones de Instagram reconocía que no estaba acostumbrada a pasar mucho tiempo sin la pequeña.