La 67 edición del Festival de Cine de San Sebastián bajó el telón con una gala de clausura que colmó todas las expectativas. Sobre la alfombra roja destacó la elegancia de actrices como Bárbara Lennie y Kira Miró, de Dior y Pronovias respectivamente, o las apuestas seguras de Natalia de Molina, de Andrew GN, o la de Anna Castillo, con un sencillo pero sugerente vestido de Stella McCartney.

Greta Fernández, hija del actor Eduard Fernández, recibió la Concha de Plata a la mejor actriz por 'La hija de un ladrón'. Guapísima, con un vestido de Dior, recogió su premio.

Artículo relacionado

"Enamorada de este festival que me ha regalado uno de los días más especiales de mi vida. Gracias por todas las palabras que me estáis regalando, a todos, de corazón. Intentaré siempre hacer cine que os conmueva ❤️ ❤️", escribió Greta en Instagram.

La película brasileña 'Pacificado' obtuvo la Concha de Oro del Festival de Cine de San Sebastián, mientras que 'La trinchera infinita', de Aitor Arregi, Jose Mari Goenaga y Jon Garaño, fue la otra gran triunfadora de la noche, pues se llevó los galardones a mejor guion, dirección y el premio de la crítica internacional.