La vuelta de Tania Medina de Supervivientes 2022 no ha ido como esperaba. La joven se ha enfrentado a numerosos problemas de salud y ha tenido que extremar precauciones para evitar disgustos más graves: "Estoy muy malita de la tripa. Me bebo un baso de agua y exploto de lo llena que estoy", confesaba nada más salir de Honduras. Este contratiempo ha provocado que la modelo cuide su alimentación y siga a rajatabla hábitos más saludables: "Me voy a poner al 100%. Empieza mi semana de persona normal, de rutina, de ir al gimnasio, que me apetece muchísimo. Quiero ir poquito a poco", continuaba explicando en redes sociales dejando claro los cambios que ha tenido que llevar a cabo para recuperarse. Ahora, se ha puesto en las mejores manos para someterse a su primer retoque estético.

Artículo recomendado

El impagable consejo de Emma García a Tania Medina sobre su relación con Alejandro Nieto tras 'Supervivientes'

El impagable consejo de Emma García a Tania Medina sobre su relación con Alejandro Nieto tras 'Supervivientes'

En efecto, Tania Medina ha acudido a su clínica de confianza para recuperar el brillo de su piel después de haber vivido en condiciones extremas en 'Supervivientes 2022'. La novia de Alejandro Nieto cuida mucho su físico y ahora ha decidido darle una segunda vida a su rostros inyectándose un cóctel de vitaminas para tener la piel más hidratada.

"Vamos a darle mucha luz que viene un poquito apagada", se puede escuchar a la doctora encargada del nuevo estado del rostro de Tania Medina. Un tratamiento más que necesario para hidratar e iluminar su piel y lucir perfecta ahora que el verano ha llegado de manera oficial.

Artículo recomendado

Tania Medina ficha en las rebajas de Mango por menos de 30 euros el mono de invitada que afina cintura

Tania Medina ficha en las rebajas de Mango por menos de 30 euros el mono de invitada que afina cintura

Además, Tania sigue una rutina de belleza muy efectiva en casa y se ha mostrado de lo más encantada con el sérum antimanchas de Niacinamide, un producto con el que protege su rostro de daños e imperfecciones, y más ahora que el verano provoca una sobreexposición solar mayor. La superviviente está recuperando poco a poco su vida y en los Cayos Cochinos perdió ocho kilos, un cambio muy notable por el que se quedó impactada al verse por primera vez en el espejo.