Tania Llasera es una de las voces más potentes de la normalización de cuerpos y su diversidad. A lo largo de los últimos años se ha hablado mucho de su cambio de imagen con respecto a su peso. La presentadora siempre ha hablado con humor, aunque combativa, de las críticas, y ha reconocido que ella estaba igual de feliz cuando estaba más delgada que ahora con más kilos. Ahora vuelve a estar en boca de todos con la nueva transformación que ha experimentado. Físicamente más estilizada, ha contado el método al que ha recurrido para alcanzar su objetivo y estar más en equilibrio consigo misma.

Natural y desacomplejada, Llasera habla sin tapujos de las subidas y bajadas que tiene de peso sobre todo desde que se convirtió en mamá en 2016: "Engordé 36 kg con Pepe y, aunque no los perdí todos, subí 11 cuando nació Lucía", confesaba hace un año. Sin embargo, y a diferencia del resto del país, Tania se proponía cambiar sus hábitos alimenticios y qué mejor que hacerlo durante una cuarentena.

Artículo relacionado

La periodista ha confesado públicamente a través de su perfil de Instagram por qué decidió dar un giro radical a su vida: "Entré en la cuarentena que se convirtió en confinamiento con kilos de más, venían del verano pasado y con un extra navideño. Siempre me veo bien, pero estaba algo incómoda ya y no me cabía casi nada de mi armario", así empezaba una breve carta en la que ha contado toda su experiencia.

Tania ha seguido las pautas del ayuno intermitente, una opción cada vez más solicitada entre las famosas. "La primera semana de confinamiento me agobié tanto que perdí un par de kilos que me sirvieron de rampa de salida para tomármelo en serio", explicaba con mucha naturalidad y es que el resultado ha sido sorprendente.

Tania Llasera

Durante los 70 días de encierro en los que no ha tenido esas tentaciones de comidas fuera de casa o fiestas, ha conseguido adelgazar nada más y nada menos que 10 kg: "Intento ayunar 16 horas cada día y me va genial. Me sienta genial tener el cuerpo vacío, entreno 3 días a la semana en ayunas y estoy llena de energía. Me siento ligera y estoy feliz de estar cómoda en mi piel", ha escrito junto a una instantánea donde queda evidente el cambio en su cuerpo.

Sin embargo, se ha mostrado muy cauta a la hora de recomendar este método de adelgazamiento: "Me da cosa recomendar ‘no comer’...yo si que como y mucho. Solo que ya no a todas horas. La Salud debe ser siempre lo primero, mental y física; por ese orden", sentenciaba sin poder ocultar su alegría.