El albero de la Maestranza de Sevilla ha sido testigo del encuentro de Fran Rivera y de su hija Tana. A pesar de que hace unos días la joven decidiera dejar la casa del diestro en Sevilla para volver a Madrid con su madre, la relación entre Fran Rivera y su hija Tana es excelente y así lo demostraron el pasado viernes en el festival taurino en el que toreó Rivera.

Artículo relacionado

"No ha cambiado ningún sentimiento”, comentó entonces el torero y ahora la joven, presente en la plaza para presenciar la faena de su padre, ha dado buena cuenta de ello.

“Creo que los hijos están en su derecho de decepcionar a un padre, pero un padre jamás lo puede hacer con sus hijos”, comentó el colaborador de ‘Espejo Público’ sobre el cambio de parecer de su hija. Entonces señaló que tanto a él como su padre lo único que les preocupaba era que Tana estudiara.

Tana ha sido un gran apoyo en su regreso a los ruedos de Fran Rivera, pero también las otras mujeres de su vida: Lourdes Montes, que está embarazada, y Carmen, la pequeña de ambos y a quien le brindó la faena. Tampoco quisieron perderse el evento el futbolista Joaquín ni Nuria González.