Su breve paso por 'Masterchef celebrity' ha reactivado de alguna forma la presencia de Tamara en los medios de comunicación. Este miércoles visitaba el plató de 'Sálvame' y no dudaba en narrar la terrible situación económica en la que la dejó la pandemia al no poder contar con ningún tipo de ingreso. "Hemos estado 18 meses sin ingresos, nada. Solo salía dinero", declaraba todavía recordando aquellos momentos en los que tanto su marido como ella empezaron a recortarse: "Mi manicura mi pedicura, cosas que para mí eran normales… Ropa, viajes, cenas… los caprichos más míos. Los de mis hijos eran intocables", afirmaba.

Para la cantante de boleros no poder dar todo a sus cuatro hijos era lo que más le dolía: "Intentamos no transmitirles nuestra angustia pero lo sabían", le confesaba a Carlota Corredera todavía con cierta pesadumbre. "Teníamos miedo de desprendernos de la casa, aunque no hubiera pasado nada perderla, porque vivimos de alquiler, sus estudios, y que nos les faltara de nada en su día a día".

Artículo recomendado

La cantante Tamara hace su confesión más dura: "Mi hijo Héctor tiene autismo"

La cantante Tamara hace su confesión más dura: "Mi hijo Héctor tiene autismo"
Tamara y Carlota Corredera

Tamara visita el plató de 'Sálvame'

Mediaset

Fue tal extremo que no dudó en pedir ayuda a algunos amigos: "Había noches que no dormíamos. Hemos pedido ayuda a algún amigo, pero también hemos ayudado a nuestras familias a la vez. Gracias a Dios, con los ahorros hemos podido salir", apuntaba orgullosa de estar de nuevo en acción. "Yo soy muy fuerte, tengo un carácter fuerte, pero hay a veces que te vienes abajo", sentenciaba.

Tamara ha querido aclarar que no está arruinada, simplemente ha pasado por una delicada etapa y ahora está volviendo a ver la luz de nuevo: "Ya hemos abierto los negocios y he sacado mi último tema. Estoy más tranquila y muy feliz de ver que toda la familia ha salido de esto".

Tamara

Tamara habla de sus problemas económicos en 'Sálvame'

Mediaset

Habla de la enfermedad de su hijo

Al margen de sus problemas económicos, Tamara tampoco ha tenido reparos en hablar de la enfermedad de su hijo pequeño. "Tiene un trastorno de autismo. No es severo. Se lo diagnosticaron cuando tenía dos años y él tiene que ir a terapia de manera presencial", algo que también se cortó de manera radical a consecuencia de la pandemia. Si de algo está orgullosa la artista es de su familia y de todo lo que han trabajado para salir adelante.