Tamara Gorro abre las puertas de uno de los rincones preferidos de su casa para dejarnos, directamente, sin habla. La colaboradora tiene un impresionante vestidor donde abundan los complementos y las prendas deportivas, pero, sobre todo, la ropa de hace años que se niega a tirar.

Artículo relacionado

La madrileña ha insistido mucho en el hecho de que no le gusta tirar la ropa y que ella lo suele guardar todo ‘por si a caso’, o se la regala a sus amistades, de ahí que tenga tal cantidad de prendas acumuladas. Muchos de sus seguidores creen que lo ha remarcado tanto para no pecar de ‘presumida’, la crítica más habitual a esta clase de vídeos, y mostrar un lado humilde, ese que tan cercana la ha hecho a sus fans y que tanto valoran de ella.

Gorro ha sido totalmente sincera con su familia virtual y, lo mismo que les ha mostrado el bolso que le obsesionó cuando trabajaba de peluquera y que, asegura, aún utiliza, también les ha enseñado el burro en el que descansan las prendas que le dejan o regalan las diferentes marcas con las que colabora. Esto es parte de su trabajo como ‘influencer’ y le ha querido dar normalidad, algo que todos han agradecido.

Pero si Gorro tiene una debilidad por encima de los zapatos y los bolsos, esa es la ropa deportiva de la que tiene decenas de prendas: mallas, tops, shorts, toallas… todo monísimo y a la última, “si me gusta salir a la calle bien vestida, también me gusta hacerlo yendo al gimnasio”, se excusa.

Tamara ha emplazado a sus seguidores a un segundo ‘tour’ por su armario, pero, en esta ocasión, solo les mostrará los zapatos. ¡La leyenda de Imelda Marcos se quedará en nada!