Está claro que Tamara Gorro pasa por uno de los momentos más dulces de su vida. Además de hacer crecer cada día más a esa enorme 'familia virtual' que es ya su millón de seguidores (y que celebraba con un desnudo muy artístico), su familia de verdad, la de carne y hueso, incorporó también un nuevo miembro hace muy poco. La llegada del pequeño Antonio, del que tanto habíamos oído hablar, ha supuesto una oleada de ternura y amor tanto para ella, como para su hija Shaila y su marido, el futbolista Ezequiel Garay.

Y si hace poco la colaboradora publicaba una foto de sus dos hijos, Shaila y Antonio, abrazados que dejaría el corazón derretido a cualquiera, Gorro lo ha vuelto a hacer. Tamara publicaba ayer en sus stories de Instagram una preciosa imagen abrazando a su hijo. "Música bonita y mucho cariño, la combinación perfecta para una linda siesta", escribía.

Artículo relacionado

La 'youtuber' también actualizaba la foto de familia, un retrato de sus pies a los que había que añadir dos pequeños piececitos nuevos: los de Antonio. Pero Tamara no es la única que se da cuenta de lo bonita que es su familia, ya que la fotografía ya acumula casi 95.000 likes en dos horas.

Ya nos deshizo el corazón la imagen de Shaila besando la manita de su hermano Antonio el día que le conoció, la primera imagen que descartaba los temores de Tamara y Garay antes de la llegada del pequeño. En uno de los momentos de su embarazo, Tamara confesaba la pelusa que se estaba desarrollando en su hija, que veía como la barriga de su mamá iba creciendo y tomaba un protagonismo que no llegaba a entender. Pero no cabe duda de que cada día vemos como Shaila está loquísima por su hermanito y sus padres se mueren por ellos.