Que Tamara Falcóadora a los animales no es ningún secreto. En la casa de Puerta de Hierro hay tres perras que son su debilidad: Celine, Jacinta y Vanilla, con las que Tamara Falcó ha posado en numerosas ocasiones en sus redes sociales. Por eso la tristeza inunda hoy el corazón de Tamara Falcó. Celine, la impresionante gran danés, ha dejado de existir y Tamara Falcó, a la que hemos vuelto a ver en 'El hormiguero', ha querido despedirse de ella en su cuenta de Instagram.

Artículo recomendado

Tamara Falcó, nostálgica, abre el álbum de su idílico viaje a Maldivas con Isabel Preysler

Tamara Falcó, nostálgica, abre el álbum de su idílico viaje a Maldivas con Isabel Preysler

"Te echaremos de menos Celine… 🙏🏼 Gracias por llenar la casa de alegría y cariño durante tantos años (y algún que otro mordisco)", ha escrito, junto a una imagen en la que está Tamara Falcó junto a Celine y a su caniche, Jacinta.

Curiosamente, Tamara no era la propietaria de Celine. La gran danés –o dogo, como se prefiera–, fue un regalo que Isabel Preysler le hizo a Mario Vargas Llosa por su 80 cumpleaños. En aquella época, Isabel y Mario todavía no habían cumplido un año de relación, pero Vargas Llosa se mostraba inmensamente feliz. "Este ha sido el año más feliz... la convivencia está siendo maravillosa", decía entonces el escritor.

Celine llegó a la casa en marzo de 2016 siendo una cachorrita, pero por su raza muy pronto se convirtió en un perrazo de 50 kilos de peso, aproximadamente. Obviamente, y dada la avanzada edad del premio Nobel de literatura, este no se ha ocupado demasiado de la perra, de modo que Tamara, a quien le encantan los perros, prácticamente la adoptó, lo que le costó, tal y como ella misma cuenta, "algún que otro mordisco".

Artículo recomendado

Julia Janeiro explota contra 'Sálvame': "El feminismo lo usáis para lo que queréis"

Julia Janeiro explota contra 'Sálvame': "El feminismo lo usáis para lo que queréis"

Pese a ser un perro de gran envergadura, no es menos cierto que se trata de una raza algo delicada en cuestiones de salud. Su esperanza de vida está entre los 8 y los 10 años –lo que no es mucho para un perro– y Celine ha muerto con tan solo 5 años y medio.

A Tamara le queda el consuelo de tener todavía a Jacinta, sin duda su favorita, y a Vanilla, un precioso golden retriever, quienes con su amor incondicional sabrán llenar el hueco que la ausencia de Celine ha dejado en su vida.

Tamara Falcó

Tamara Falcó junto a sus dos perras, la caniche Jacinta, y el golden retriever Vanilla.

Instagram @tamara_falco