Tamara Falcó desvela una íntima anécdota sobre Íñigo Onieva en 'El Hormiguero' y disipa la crisis

Tamara Falcó ha contado en 'El Hormiguero' una intimidad con Íñigo Onieva con la que ha zanjado todos los rumores de crisis

Jara Bravo
Jara Bravo

Redactora digital de Lecturas

Tamara Falcó
Atresmedia

Que Tamara Falcó (41 años) e Íñigo Onieva (36 años) acaparen todos los titulares no es nada nuevo. Desde sus comienzos, pasando por su ruptura y hasta su gran boda, la pareja ha generado mucho interés en el panorama social. Su luna de miel de un mes, los viajes alrededor del globo, el gran vínculo con las familias del otro o sus románticos planes han sido algunos de los motivos por los que este matrimonio ha captado la atención de la prensa. Sin embargo, en los últimos tiempos esa curiosidad por su relación giraba en torno a una supuesta crisis en el matrimonio. 

A partir de una supuesta discusión en un conocido restaurante de Madrid, los rumores sobre su estado actual no han dejado de sucederse. Tanto es así que algunas personas de su círculo más cercano empezaron a pronunciarse al respecto. Isabel Preysler reaccionaba totalmente sorprendida y Carolina Molas reaccionaba de forma contundente a estas informaciones. Incluso Íñigo, de forma seca y cortante, aseguraba que no había ningún problema. Pero, ¿Y Tamara?

Tamara Falcó
Atresmedia

La marquesa de Griñón ha mantenido un perfil bajo durante varias semanas, en las que ha evitado hablar de su vida privada tanto en eventos como en la tertulia de 'El Hormiguero'. Algo que parecía romperse ayer, durante San Valentín, cuando la hermana de Ana Boyer contaba cómo había sido su día de los enamorados con Íñigo Onieva. Hoy, tan solo 24h después, Tamara ha contado una intimidad en 'El Hormiguero' con la que ha zanjado cualquier rumor de crisis.

Artículo recomendado

Tamara Falcó zanja los rumores de crisis con Íñigo Onieva contando una intimidad

Ha sido durante la tertulia con Cristina Pardo, Juan del Val y Nuria Roca en el programa de Trancas y Barrancas cuando Tamara ha aclarado cualquier duda que pudiéramos tener con una simple frase. Pablo Motos ha contado que se está haciendo un experimento en redes para saber si tu pareja te quiere: pedirle que te lleve una naranja pelada. Si accede, es que te ama. Si no, no lo hace.

Cada uno de los tertulianos ha comentado este tema y, cuando ha llegado el turno de la marquesa de Griñón, no ha dudado en dar detalles. "La naranja no. Hoy me han mezclado las proteínas", ha revelado, pensativa. "Él estaba en pleno proceso de hacerse unas y me las ha traído. Sabe que mis músculos no van a seguir creciendo si no me las trae", ha dicho. Una simple anécdota con la que ha dejado claro que entre ella e Íñigo no hay ningún mal rollo.

Artículo recomendado

Pero no se ha quedado ahí. Para zanjar de una vez por todas los comentarios sobre que no dormían juntos, la hija de Isabel Preysler ha soltado una afirmación clara y directa. Mientras hablaban sobre el problema de ronquidos de Juan del Val y que molesta a Nuria Roca, Tamara ha afirmado que en su casa eso no pasa. "Estoy recién casada. Dormimos abrazados", ha dicho, tranquilamente. Unas nuevas palabras con las que Tamara ha despejado cualquier duda sobre el estado de su matrimonio con Íñigo Onieva.

Loading...