Susana Saborido (45 años) lleva años posando en photocalls y acudiendo a eventos. Suele hacerlo acompañada de su marido, el futbolista Joaquín Sánchez, más conocido como Joaquín del Betis. La incursión del deportista en el mundo televisivo ha hecho que ella esté también más presente en la parrilla televisiva. Él debutó como presentador en 'El novato', un programa que pretendía encontrar el oficio perfecto para cuando se retirara. Sin embargo, este nuevo formato de Antena 3 y Proamagna lo que ha dejado patente es el amor que sienten el uno por el otro. "Susana es un pilar fundamental para mí", ha confesado en repetidas ocasiones. Ahora, con el estreno de 'La penúltima y me voy', los espectadores podrán conocer la faceta más personal e íntima, rodeado de su mujer, sus hijas y de sus amigos más cercanos. Ahora, tras años como acompañante, Susana se convierte también en protagonista con su visita a 'El Hormiguero'.

Artículo recomendado

Joaquín del Betis se enfrenta a los momentos más amargos en la serie documental 'La penúltima y me voy'

Joaquín, el Novato

Susana solía quedarse entre bambalinas. Hasta ahora. Este lunes ambos han acudido a 'El Hormiguero' y la mujer de Joaquín no ha dudado en contar la locura que supuso su boda.

Joaquín: "La boda fue especial porque yo no la vi entrar en la iglesia. No la encontraba. Cuando la vi pensé, 'pero por dónde ha entrado'. Los invitados no podrían ni entrar, había gente que yo no conocía. El cura me dijo que no podía guardarme sitios para los invitados. Que la casa de Dios estaba abierta para todos".

Susana: "Yo lo único que recuerdo es que llegué a la puerta de la Iglesia y la policía me acompañó hasta el altar. Pero vaya, que me levantaron y me llevaron. Había muchísima gente allí que no conocíamos".

Una extensa historia de amor

Se conocieron hace dos décadas. "Justo cuando acababan de volver de Corea, cuando había fallado ese penalti", recuerda Susana en 'La penúltima y me voy'. Confiesa que le costó confiar en el que ahora es su marido "por aquello de la fama que suelen tener los futbolistas". "Pero me conquistó el gran corazón que tiene y lo bien que te lo pasas con él. Nos pasamos todo el día riendo", asegura. Tras tres años de noviazgo, se dieron el 'sí, quiero' en El Puerto de Santa María, en 2005.

Boda Joaquín Sánchez y Susana Saborido

Joaquín Sánchez y Susana Saborido se casaron en 2005

GTRES

Lopera asegura que el fichaje de la temporada 2005-2006 fue Susana, ya que fue quien consiguió que el futbolista "sentara la cabeza". "Estaba asustado. Imagínate que llega a ser sevillista. Pide el divorcio rápidamente", recuerda el que fuera presidente del Real Betis Balompié, el mismo que llevó la Copa del Rey al lugar donde se ofició la boda. "Luego no vino ni al convite", recuerda Susana.

De esto han pasado casi 20 años. En este tiempo han tenido dos hijas, Salma, que actualmente tiene 15 años, y Salma, de 12. La mayor de ellas no tiene tapujos en reconocer que es la mayor fan de su padre, y que incluso la han mandado a su cuarto por recriminarle en casa alguna acción de algún partido reciente. Ambas aseguran estar muy orgullosas de él. De hecho, es habitual verles juntos (a Susana también) en redes sociales como TikTok grabando divertidos vídeos en familia. Pero no todo es oro lo que reluce.

Susana reconoce que ser la pareja de un futbolista no siempre es fácil. "Mis hijas nunca han echado en falta a su padre", confiesa a cámara. Joaquín siempre ha tratado de estar presente en los momentos importantes. "Cumpleaños, actuaciones... He intentado ir a todos. Si no he ido es porque de verdad no he podido", añade el futbolista. Sin embargo, entre competiciones, concentraciones y entrenamientos, los horarios del futbolista son muy exigentes. "Yo me he visto sola con mi niña en urgencias mientras su padre esta fuera porque tenía un partido. No es fácil, pero son cosas que tienes que asumir que pueden pasar", confiesa.

¿A qué se dedica Susana Saborido?

Susana también se ha acercado recientemente a las cámaras de televisión. Durante este último año se ha convertido en un rostro habitual e importante de 'El show de Bertín', programa que tiene Bertín Osborne en Canal Sur. También se ha hecho un hueco como influencer. Actualmente cuenta con 152.000 seguidores en Instagram, red social en la que es muy activa. Comparte su día a día y sus looks, muestra sus viajes y enseña, también, sus rutinas de deporte. No duda en mostrarse cercana y natural y en lucir tipazo.

A sus 45 años luce un envidiable vientre plano. ¿Su secreto? "Suelo sacar tiempo para trabajar mi salud física, es decir, no mi físico y sí mi salud física que es diferente...", compartía con sus seguidores, dejando claro que ella practica deporte con el objetivo de sentirse mejor. "Hagan deporte a diario aunque solo sean 15 minutos y luego a disfrutar", añadía. La actividad que más suele practicar es el yoga. Suele hacerlo en cualquier rincón de su casa. Su favorito: el jardín. Entre sus aficiones también están el flamenco y el mundo del toro.