La expulsión de Ferre ha dejado al grupo muy tocado pero Supervivientes 2020 continúa, y lo hace con 5 nominados que se juegan la expulsión definitiva dentro de siete días. Sí, son cinco nominados y no cuatro como es lo habitual ya que en la octava gala Yiya ha recibido una nominación disciplinaria por sus inapropiados comentarios hacia Rocío Flores que, tras varias conflictos, han sido penalizados por la organización del programa.

Artículo relacionado

José Antonio Avilés no solo se ha salvado de la expulsión sino que se ha proclamado líder de su grupo, que esta semana son los siervos y vivirán en Playa Cabeza de León. El periodista ha nominado de forma directa a Jorge, ya que Elena, la madre de Adara, ha sido la nominada por el grupo y él, ya se sabía, no iba a tocar ni a Barranco ni a Rocío Flores, sus dos grandes apoyos en la isla.

Al otro lado, están los nuevos mortales, que vivirán en Cayo Paloma. En este grupo repite Nyno como líder que ha usado su poder de nominación directa para sacar a Hugo a la palestra, por segunda semana consecutiva. El ex de Adara repite nominación y lo hace junto a Fani, que es la concursante que más veces ha sido nominada. Y salvada.

Supervivientes gala 8

A Elena, Jorge, Hugo y Fani se suma Yiya, a quien la organización del programa ha nominado de forma directa tras protagonizar un polémico desencuentro con Rocío Flores en Palapa. Otro más. La extremeña ha vuelto a insultar a la hija de Antonio David y a meterse con su físico llamándola "morsa", aunque luego se ha defendido asegurando que lo decía por un ruido que ha hecho y no por su sobrepeso. Rocío Flores, muy afectada y tras su noche más dura, donde también se ha enfrentado a Ana María Aldón,ha abandonado la Palapa con un fuerte ataque de ansiedad.