Era uno de los grandes favoritos, sin embargo, Jaime Ferre se convertía en el sexto expulsado de 'Supervivientes 2020'. Aunque en un principio se mostró muy disgustado con la decisión de la audiencia, el andaluz ha aceptado las reglas del juego y regresaba resignado a España junto a Fani y Antonio Pavón entre extremas medidas de seguridad.

Artículo relacionado

Después de más de dos meses de ausencia, Ferre solo tenía una cosa en la cabeza y eso era reencontrarse cuanto antes con Cristina, su novia, quien ha sido una gran defensora para él durante su estancia en Honduras. La pareja ha querido compartir con todos sus seguidores de Instagram este apasionante encuentro que ha tenido lugar en la casa que la joven canaria tiene en Valencia.

Ferre y Cristina

Cristina tenía una sorpresa muy especial para su chico. En el vídeo se puede ver como Ferre entra en la casa pero no encuentra a nadie. Sin entender nada, el concursante lee una nota que dice: "Siéntate en el sofá, échate una copa de vino y dale al play". Visiblemente nervioso, el que fuera concursante de 'Super Shore' hacía caso a la petición y se disponía a ver unas imágenes de su paso por 'Supervivientes' que le han echo soltar alguna que otra lágrima.

En ese instante, Cristina entraba y ambos se fundían en un apasionado abrazo seguido de innumerables besos: "Este es el momento que llevaba esperando desde el día que me despedí. Te quiero", escribía.

Ahora es momento de relajarse y disfrutar el uno del otro ya que el joven, al igual que sus compañeros, tendrá que pasar varias semanas de cuarentena como medida preventiva antes de ser presentados en el plató de 'Supervivientes'.

Hay que recordar que Cristina reconoció públicamente que esta situación había hecho que tomara una de las decisiones más importantes de su vida, dejarlo todo para empezar una nueva vida junto al de Lepe.