Gonzalo Sierra, pareja de Elena Furiase, se convertirá en padre con solo 25 años. Un bebé que será la mayor aventura que el joven músico podría haber imaginado para sí mismo, y es que él, hace unos meses, tenía otros planes que, para nada, implicaban criar a un niño. Tal y como anunció en sus redes, el músico quiso vender todas sus posesiones y, con el dinero obtenido, costearse un viaje alrededor del mundo.

Artículo relacionado

Elena llevaba tiempo fantaseando con la idea de ser mamá. Deseaba tener un hijo y, a menudo, la oímos hablar del tema ante los micrófonos de la prensa. Lo que no imaginábamos es que sería tan rápido.

Gonzalo, tal y como ha averiguado ‘Socialité’, meses atrás puso una publicación en Facebook donde aseguró que se disponía a realizar un viaje “solo de ida”. “Necesito vuestra ayuda para colocar cada uno de estos objetos, permitiéndome el lujo de prescindir de ellos y así beneficiarme realizando un auténtico y maravilloso viaje por el mundo”.

La lista de cosas de las que Sierra pretendía vender era entre otras pertenencias: su coche, su bicicleta y, lo más importante, sus instrumentos musicales. “Un bajo, un órgano…”, además de amplificadores y equipo de sonido.

Entonces, Gonzalo decía que esto “pillaría a muchos por sorpresa”, como dejando caer que era una decisión que no había compartido con demasiadas personas, pero pedía la ayuda para hacer realidad este sueño. Ahora su sueño es uno muy diferente.